Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama y Macri abogan por abrir "una nueva etapa" con esta "transición histórica"

Obama y Macri abogan por abrir "una nueva etapa" con esta "transición histórica"Reuters

Los presidentes de Estados Unidos y Argentina, Barack Obama y Mauricio Macri, respectivamente, han abogado este miércoles por iniciar "una nueva etapa" en las relaciones bilaterales en el contexto de la "transición histórica" del poder que vive la nación suramericana.

Obama y Macri han ofrecido una rueda de prensa conjunta en la Casa Rosada después de mantener una reunión a puerta cerrada de dos horas en el marco de la visita oficial del presidente estadounidense a Argentina, que se prolongará hasta el jueves.
"Estados Unidos está listo para trabajar con Argentina en su transición histórica", ha dicho Obama, que ha confesado que está "impresionado" por los logros de su homólogo argentino en sus primeros cien días de Gobierno.
En concreto, se ha referido al principio de acuerdo entre Argentina y los fondos de inversión estadounidenses, bautizados por el 'kirchnerismo' como "fondos buitre", que ha puesto fin a 15 años de batalla legal por el pago de la deuda soberana.
Obama ha valorado que, si bien "por la naturaleza del sistema legal" en Estados Unidos no puede "hablar públicamente" de este tema, "el planteamiento constructivo de Macri ha abierto la posibilidad de que haya una solución para estabilizar la situación financiera" de Argentina.
El inquilino de la Casa Blanca ha mostrado incluso su fascinación personal por Macri. "Tiene una energía sobresaliente", ha subrayado. "Es un ejemplo para otros países en este hemisferio", ha apuntado, al tiempo que ha lamentado que sus mandatos no vayan a coincidir.
Macri se ha mostrado dispuesto a iniciar "una etapa de relaciones maduras, inteligentes y constructivas" y ha señalado a la lucha contra la pobreza, para lo cual ha considerado esencial el intercambio "en educación para el desarrollo de la ciencia y la tecnología".
"Argentina tiene mucho para ofrecer y hoy hay un bajísimo intercambio con Estados Unidos. Hay que potenciar las inversiones de las empresas de su país en Argentina", ha reclamado al dirigente norteamericano, según informa la prensa local.
El mandatario argentino ha confesado que Obama le ha servido de "inspiración". "Usted demostró que con audacia y convicción se podía desafiar al status quo", ha destacado. "Siento que comparto con usted una visión sobre el siglo XXI que nos desafía", ha afirmado.
Dictadura militar
Por otro lado, han aludido al apoyo de Estados Unidos a las dictaduras militares en América Latina, un tema que centrará gran parte de la visita de Obama a Argentina porque asistirá a los actos conmemorativos del 40º aniversario del régimen castrense, el próximo jueves.
La Casa Blanca, en un gesto de buena voluntad de cara a la visita de Obama, se ha comprometido a desclasificar información confidencial de Inteligencia sobre la "guerra sucia" lanzada por la dictadura militar argentina (1976-1983).
"He pasado mucho tiempo estudiando la política exterior de Estados Unidos y, como en cualquier país, hay momentos de gran gloria y hay momentos que fueron contrarios a lo que Estados Unidos debe representar", ha admitido.
Obama ha asegurado que ha habido una "maduración". "No hay falta de autocrítica: en los años 70 el reconocimiento de los Derechos Humanos era tan importante como el hecho de luchar contra el comunismo", ha reconocido.
Crisis en Brasil
Los presidentes de Estados Unidos y Argentina, Barack Obama y Mauricio Macri, respectivamente, han expresado este miércoles su confianza en que Brasil conseguirá superar la "crisis política" que atraviesa actualmente gracias a su fortaleza.
Obama y Macri han ofrecido una rueda de prensa conjunta en la Casa Rosada después de mantener una reunión a puerta cerrada de dos horas en el marco de la visita oficial del presidente estadounidense a Argentina, que se prolongará hasta el jueves.
"Brasil va a resolver su crisis política", ha dicho Obama. "Su democracia es suficientemente madura y creo que es lo suficientemente fuerte para resolver esto de forma que Brasil pueda prosperar y seguir siendo un líder mundial", ha señalado.
Macri se ha manifestado en la misma línea, recordando "el afecto" de Argentina por el pueblo brasileño y que Brasilia es el primer socio comercial de Buenos Aires, de modo que "lo que pasa en Brasil se refleja en Argentina".
Brasil está sumida en una grave crisis política por las investigaciones contra el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva por su presunta implicación en la trama corrupta de la petrolera estatal Petrobras.
La presidenta, Dilma Rousseff, ha nombrado a Lula jefe de la Casa Civil, con lo que ha pasado a formar parte del Gobierno y se ha convertido en aforado, lo que implica que las pesquisas pasarán del juez federal Sergio Moro al Tribunal Supremo.