Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama llega a Israel para asistir al funeral de Shimon Peres

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha llegado este viernes a Israel para asistir al funeral del exmandatario israelí Shimon Peres, fallecido el miércoles a los 93 años de edad, según ha informado el diario local 'Yedioth Ahronoth'.
Obama encabeza una delegación de 32 personas entre las que están su antecesor en el cargo Bill Clinton --que llegó al país con anterioridad-- y el secretario de Estado, John Kerry, así como varios congresistas, tanto demócratas y republicanos.
También se espera que asistan el presidente francés, François Hollande; el mexicano, Enrique Peña Nieto; el alemán, Joachim Gauck; y los primeros ministros de Australia y Canadá, Malcolm Turnbull y Justin Trudeau, respectivamente. Estarán igualmente el Rey Felipe, el príncipe Carlos de Inglaterra y la reina Beatriz de Holanda.
Además, fuentes del Gobierno palestino han avanzado este jueves que su presidente, Mahmus Abbas, prevé acudir a las honras fúnebres de Peres, algo que ha sido interpretado como un gesto hacia las autoridades israelíes tras años de parálisis en las negociaciones de paz.
Peres será enterrado a las 11.00 (hora local) en el Monte Herzl, el cementerio nacional, en Jerusalén, en una parcela reservada para los padres fundadores del Estado de Israel. Este jueves miles de personas han podido rendirle homenaje en la explanada de la Knesset.
El líder israelí murió en la madrugada del miércoles después de sufrir una hemorragia cerebral el pasado 13 de septiembre. Peres ya había sido hospitalizado hasta dos veces este año por problemas cardíacos.
Se retiró en 2014 después de haber ocupado los cargos de presidente y primer ministro. Entre sus logros destaca ser uno de los arquitectos de los Acuerdos de Oslo, que le valieron un Nobel de la Paz con Isaac Rabin y Yasir Arafat.