Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama pide a Castro que no tema "las voces diferentes del pueblo cubano"

Obama pide a Castro que no tema "las voces diferentes del pueblo cubano"Reuters

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha pronunciado un discurso este martes en el Gran Teatro Alicia Alonso de La Habana en el que ha hecho una firme defensa de los derechos y las libertades y ha instado a su homólogo cubano, Raúl Castro, a no temer "las voces diferentes del pueblo cubano" "No debe tener miedo de una amenaza de Estados Unidos (...) ni debe temer las voces diferentes del pueblo cubano", ha dicho el líder norteamericano en un discurso transmitido en directo por la televisión cubana, según recoge la prensa local.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha pronunciado un discurso este martes en el Gran Teatro Alicia Alonso de La Habana en el que ha hecho una firme defensa de los derechos y las libertades y ha instado a su homólogo cubano, Raúl Castro, a no temer "las voces diferentes del pueblo cubano"
"No debe tener miedo de una amenaza de Estados Unidos (...) ni debe temer las voces diferentes del pueblo cubano", ha dicho el líder norteamericano en un discurso transmitido en directo por la televisión cubana, según recoge la prensa local.
Obama ha ido un paso más allá y ha abogado incluso por una reforma política. "Los votantes deberían tener la capacidad de elegir a sus gobiernos en elecciones libres y democráticas", ha sostenido ante un auditorio repleto.
"No todo el mundo está de acuerdo conmigo en esto, pero creo que los Derechos Humanos son universales. Creo que son los derechos del pueblo estadounidense, del pueblo cubano y de todos los pueblos del mundo", ha sostenido.
Sin embargo, ha recalcado que el futuro de Cuba está en manos de sus ciudadanos. "Depende de vosotros", ha subrayado. "Yo he venido a tender la mano de la amistad (...) a quemar los rescoldos" de la Guerra Fría en América, ha incidido.
Así, dentro del margen de maniobra de Estados Unidos, ha insistido una vez más en la necesidad de que el Congreso se coordine con la Casa Blanca para derogar el bloqueo comercial, económico y financiero impuesto a Cuba en la década de 1960.
"Llamamos al Congreso a que ponga fin al embargo", ha reiterado. "Me preguntan por qué ahora, porque lo que estamos haciendo no está funcionando", ha respondido. Obama ha considerado que "hay que tener el valor de reconocer que es una política de aislamiento que solo afecta al pueblo cubano, no al Gobierno".
Hasta entonces, se ha comprometido a continuar con las medidas ejecutivas para flexibilizar el embargo y mejorar paulatinamente las condiciones de vida de los cubanos, lo que ha merecido un estruendoso aplauso del público.
Reunión con los disidentes cubanos
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha reunido este martes en la recién inaugurada Embajada en La Habana con alrededor de una decena de disidentes cubanos, de quienes ha destacado su coraje.
Al inicio de la reunión, que ha transcurrido a puerta cerrada, Obama ha comentado la detención de 50 miembros de las Damas de Blanco en su última marcha dominical por la capital cubana para reclamar la liberación de los presos políticos.
Según informa Europa Press, entre los opositores invitados por la Casa Blanca están José Daniel Ferrer, Elizardo Sánchez, Guillermo Fariñas, Antonio Rodiles, Manuel Cuesta Morúa, Berta Soler y Miriam Leiva.
Ferrer avanzó la semana pasada que la oposición acude a esta reunión con una postura consensuada, a excepción de "dos o tres organizaciones". El objetivo, además del "reconocimiento público", es pedir a Obama que ordene los cambios necesarios para "llevar más información al pueblo cubano".
"El pueblo cubano quiere cambio pero la desinformación a la que estamos sometidos por el control de la prensa hace que muchísimas personas vivan sin esperanza y teman las consecuencias. Se trata de liberar las conciencias y mover a la acción", dijo en una conversación telefónica.
Ferrer se mostró entonces convencido de que "el régimen no va a cambiar" ni con las negociaciones bilaterales ni con la visita de Obama. "El régimen tenemos que hacerlo cambiar los cubanos en las calles de todo el país", enfatizó.