Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los mandos de la OTAN replican a Trump que su "relevancia" no "está en cuestión" y confían en diálogo con Rusia

"La OTAN ya está haciendo mucho para apoyar el esfuerzo antiterrorista", aseguran los altos mandos militares
Las máximas autoridades militares de la OTAN han defendido este miércoles la "relevancia" de la organización de defensa euroatlántica y han dejado claro que ésta "no está en cuestión", al tiempo que han asegurado que ya "hace mucho" en la lucha antiterrorista, en respuesta a las últimas críticas del presidente estadounidense electo, Donald Trump. También han confiado en poder mantener "un diálogo significativo" a nivel militar con Rusia en el futuro.
"Estoy muy convencido de que la OTAN es tan relevante hoy como lo era antes", ha dicho el presidente del Comité Militar de la OTAN, general checo Petr Pavel, en rueda de prensa al término de la reunión de dos días de los jefes de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) de los Veintiocho aliados, en respuesta a las últimas críticas de Trump, que volvió a calificar de "obsoleta" a la OTAN y subrayó su fracaso en la lucha contra el terrorismo.
Pavel, al frente de la autoridad militar principal de la OTAN, ha dejado claro que la Alianza "evoluciona como cualquier organismo vivo y se adapta a la nueva situación". "Podemos obviamente hablar sobre el alcance, profundidad y ritmo de la adaptación, pero la relevancia de la OTAN no está en cuestión", ha remachado, insistiendo en que "el objetivo" y "papel" de la OTAN de "preservar" la libertad y seguridad de sus Estados miembro "es muy relevante" a la luz de las nuevas amenazas y las no convencionales.
Además, ha replicado que "la OTAN está en primea línea en la lucha contra el terrorismo internacional". "Contrarrestar el terrorismo es un desafío complejo, que no puede tener sólo una respuesta militar", ha subrayado.
El presidente del Comité Militar aliado ha insistido en que "la OTAN ya está haciendo mucho para apoyar el esfuerzo antiterrorista", incluido en Afganistán y "apoyando un número de actividades en el Mediterráneo y Oriente Próximo". "La OTAN está contribuyendo mucho y contribuirá más", ha asegurado. "La OTAN continuará apoyado actividades, especialmente en el entrenamiento, la preparación de especialistas de los países más afectados por el terrorismo y darles más capacidades locales para ser eficaces en este esfuerzo", ha precisado.
El comandante supremo de la OTAN en Europa, general estadounidense Curtis Scaparrotti, ha explicado que estudian "vías" para reforzar a la coalición internacional liderada por Estados Unidos para "derrotar" al Estado Islámico, a la que la OTAN, ha recordado, apoya con vuelos de vigilancia AWACS. "Estamos haciendo mucho hoy y confío en que hagamos más en el futuro", ha explicado.
Scaparrotti ha subrayado también la importancia de la recogida y el intercambio de inteligencia entre los Veintiocho aliados. "Esto es una parte poderosa para contrarrestar el terrorismo. Podemos reforzar esta red global", ha dicho, preguntado si la OTAN podría asumir un papel activo en la lucha contra el Estado Islámico tras la llegada de la nueva Administración de Trump.
RESPUESTA "FUERTE Y EQUILIBRADA" A RUSIA SIN OLVIDAR EL DIÁLOGO
Los jefes de Estado Mayor de la Defensa de los Veintiocho han mantenido "una discusión cándida" sobre Rusia este miércoles y han pedido al presidente del Comité Militar que siga "explorando las opciones para un diálogo con el (JEMAD ruso) general (Valery) Gerasimov para mejorar la reducción del riesgo y el esfuerzo en transparencia" respecto a sus actividades militares, ha explicado Pavel, que ha insistido en que hay que "esperar" a ver cuál es la política de la nueva Administración "oficial" respecto a Rusia, preguntado si temen que haya un acercamiento a los intereses rusos.
Eso sí, Pavel ha dejado claro que para poder tener "un diálogo significativo a nivel militar" con Rusia se necesita tener clara "la agenda" y acordar que "la reducción del riesgo y la transparencia es el principal punto" a abordar, insistiendo en que han trasladado "al menos cinco veces" su oferta de diálogo con Rusia desde que asumió el cargo, la última la semana pasada. "Esta oferta está en la mesa. Ahora esperamos la reacción de Moscú", ha dicho.
El comandante supremo de la OTAN en Europa ha dejado claro por su parte que la organización seguirá respondiendo a Rusia "de forma fuerte y equilibrada" a sus "acciones malignas o agresivas" y ha defendido que el despliegue de los cuatro batallones acordado a los países bálticos y Polonia, que ha comenzado este mes y "va bien", es una "respuesta proporcional" y "no ofensiva". "Estaremos vigilantes respecto a cualquier respuesta que pueda haber" de Rusia, ha remachado.
Por su parte, el comandante responsable de la Transformación de la OTAN, general el Aire galo Denis Mercier, ha admitido que desarrollar las capacidades de defensa aérea en respuesta a los sistemas de negación de área y acceso A2AD de Rusia desplegados en el Mediterráneo es una "prioridad" porque es "clave" para garantizar que la OTAN pueda responder a "cualquier tipo de desafío en el futuro".
Pavel ha considerado "muy natural" que Rusia busque "más influencia" en áreas de su interés como el Mediterráneo, aunque ha dejado claro que sus contactos con el general libio Jalifa Haftar, en su portaaviones la semana pasada, no son útiles para resolver la crisis libia. "Los contactos con una parte solo no son útiles", ha zanjado, recordando que es el Gobierno de Trípoli además al que la comunidad internacional reconoce.
COOPERACIÓN CON EL DIÁLOGO MEDITERRÁNEO
Los JEMAD aliados abordaron el martes con sus homólogos del Diálogo Mediterráneo la situación "compleja" y "volátil" en el Mediterráneo, el Norte de África y Oriente Próximo, de la que fueron informados por los máximos militares de Israel y Argelia y han coincidido en la necesidad de "mejorar la eficacia" de su cooperación y la interoperabilidad entre ambos, ha explicado Pavel.
"Intentamos identificar un enfoque completo para asistirles a combatir el terrorismo, el extremismo en la región" pero también para responder a sus desafíos socioeconómicos, ha precisado el general checo, que ha insistido en que se trata de ayudarles a "aumentar sus capacidades" para buscar "soluciones locales" y que la amenaza terrorista estará en la agenda "a largo plazo". "No hay una solución universal que se pueda importar a la región. Y no hay sólo una solución miliar al problema", ha remachado.
El Diálogo Mediterráneo es un foro de cooperación constituido en 1994 a petición de España en el que participan los aliados y Argelia, Egipto, Israel, Jordania, Marruecos, Mauritania y Túnez y que permite a ambas partes cooperar en áreas como la lucha contra el terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva.