Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN decidirá el próximo año si mantiene o no en 2018 su misión de entrenamiento en Afganistán

Rabbani pide a los aliados decidir de la misión en función de las "condiciones" sobre el terreno y no por motivos de calendario
La OTAN decidirá el próximo año si mantiene o no en 2018 su misión de entrenamiento, asistencia y asesoramiento a las fuerzas afganas 'Resolute Support', que actualmente cuenta con unos 13.000 militares, incluidos una veintena de españoles, ha avanzado el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg.
"La situación en Afganistán es y seguirá siendo difícil y dura", ha reconocido en rueda de prensa el secretario general aliado.
Stoltenberg ha admitido que las fuerzas afganas, que asumieron plenamente el control de la seguridad en todo el país en 2015, han sufrido "muchas bajas" pero ha defendido su capacidad tras recordar que "sólo este año ha habido ocho grandes intentos de capturar ciudades" por parte de la insurgencia. "Y han fracaso todas las veces", ha incidido.
El noruego ha recordado que los aliados acordaron en la cumbre de la OTAN en Varsovia de julio mantener la misión de entrenamiento durante 2017 y decidirán "con suficiente tiempo" el próximo año si la mantienen o no en 2018.
"La OTAN continuará entrenando, asesorando y asistiendo a las fuerzas afganas a través de nuestra misión Resolute Support porque sabemos que entrenar a las fuerzas locales para combatir el terrorismo y estabilizar su país es la mejor manera de proyectar estabilidad más allá de nuestras fronteras", ha incidido, al tiempo que ha instado al Gobierno de unidad nacional afgano a continuar con las reformas y a avanzar en el proceso de paz y reconciliación.
"No subestimamos las dificultades, los problemas y los desafíos que hay en Afganistán pero creo firmemente que lo que estamos haciendo en Afganistán es lo correcto", ha dicho, insistiendo en el objetivo de que "un día" se pueden defender "sin nuestra ayuda".
El ministro de Exteriores afgano, Salahuddin Rabbani, ha reconocido que la campaña de combates durante el verano ha sido "muy difícil" pero ha subrayado la importancia de que las fuerzas afganas hayan logrado "repeler" todos los ataques de la insurgencia para intentar tomar capitales de provincia en el país y han logrado matar a "muchos" altos comandantes del Estado Islámico en el país.
"Han superado la prueba", ha defendido, insistiendo en que "en el Ejércto puede haber cierta corrupción pero no está en un nivel que esté afectando a la capacidad del Ejército para combatir o defender" al país y en el objetivo del Gobierno de "eliminar a todos los grupos extremistas y organizaciones terroristas".
Rabbani ha agradecido el compromiso de los alaidos con seguir apoyando a las fuerzas afganas y aunque ha confiado en que "para 2017 la situación mejore y veamos una menor presencia de la OTAN en Afganistán" aunque ha confiado en que los aliados decidan el año que viene matener o no la misión en función de "las condciones" sobre el terreno y no por motivos de calendario.