Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Si la OTAN se va "es cuestión de tiempo que los terroristas lleguen a nuestra puerta", avisa jefe de misión

Nicholson da por hecho que habrá que continuar el entrenamiento de las fuerzas afganas más allá de 2017
El comandante de las fuerzas de la OTAN y de Estados Unidos en Afganistán, general estadounidense John Nicholson, ha avisado de que si las fuerzas internacionales se retiran del país asiático "sólo es cuestión de tiempo" que los 20 grupos terroristas presentes en la zona "lleguen a nuestra puerta".
"Si nos retiramos de Afganistán dado que 20 grupos terroristas en la región, sólo es cuestión de tiempo que estos grupos lleguen a nuestra puerta", ha avisado el general en rueda de prensa en la OTAN.
"Está en nuestro interés seguir en Afganistán y trabajar con nuestros socios afganos para mantener la presión sobre estas organizaciones terroristas", ha remachado, insistiendo en que se trata de una "inversión modesta" para impedir nuevos atentados como el 11-S, los atentados de Bruselas o París.
También ha dado por hecho que la misión de entrenamiento de la OTAN en Afganistán deberán continuar "desde luego en 2017 y probablemente más allá en base a los combates intensos, las elevadas bajas y la necesidad de entrenar a soldados nuevos" y regenerar las unidades.
CRÍTICAS A PAKISTÁN Y RUSIA
Nicholson ha reconocido que a menos que se ponga fin a la ingerencia externa "maligna" el conflicto en Afganistán no acabará y ha dejado claro que Pakistán debe hacer más contra la red Haqqani, uno de los principales grupos insurgentes en Afganistán. "No creo que hayan hecho suficiente", ha asegurado, insistiendo en que Islamabad ha tomado acciones contra los talibán paquistaníes pero no los afganos o los milicianos de la red Haqqani, que tiene cinco americanos rehenes, un canadiense y un australiano.
"Y quizá otros. Nos gustaría que Pakistán ayude a recuperar estos rehenes y trabajar con Pakistán contra estos terroristas", ha dicho, insistiendo en que a menos que se reduzca "el santuario externo y el apoyo" en Pakistán no se "acortará la guerra" en Afganistán.
También ha instado a Rusia a dejar de legitimar a los talibán. "Si Rusia quiere ser útil puede apoyar al Gobierno de Afganistán y deslegitimar a los talibán" tal y como le ha pedido Kabul y no ha hecho Moscú, ha dicho. "Su narrativa es que los talibán están combatiendo al Estado Islámico. Esto es una narrativa falsa", ha criticado, insistiendo en que las fuerzas afganas con el apoyo de las fuerzas interancionales "están matando" a sus líderes y reduciendo el número de sus combatientes. "Esta es la realidad", ha insistido.
OBETIVO DERROTAR AL ESTADO ISLÁMICO EL AÑO PRÓXIMO
El general estadounidense ha precisado que han matado a 12 líderes del Estado Islámico en Afganistán y a 500 combatientes en el último año. De hecho, el número de milicianos del Estado Islámico en Afganistán, en su mayoría antiguos milicianos de los talibán paquistaníes, uzbecos y algunos talibán afganos y presentes sobre todo en la provincia de Nangarhar y un pequeño número en Kunar, se ha reducido a "unos mil" desde los "cerca de 3.000" que tenían "a principios de 2015".
"Tenemos intención de derrotar al Estado Islámico en Afganistán en el próximo año. Este es nuestro objetivo", ha dicho, admitiendo que han constatado que el Estado Islámico en Siria apoya a su filial en Afganistán con "financiación" aunque no han visto movimiento de combatientes desde Siria a Afganistán. "Ni queremos darles la oportunidad de hacer esto", ha remachado.
Nicholson ha admitido que se ha llegado a "un equilibrio" sobre el terreno dado que ni las fuerzas afganas ni la insurgencia es capaz de arrebatar territorio al otro, al tiempo que ha reconocido que "la corrupción es una preocupación muy seria" en el seno de las fuerzas afganas. Éstas controlan el 64% del territorio poblado, entre el 8 y 10% los talibán y el 25% del territorio poblado está en disputa.
PEDIRÁ A TRUMP SEGUIR CON EL APOYO AÉREO DE EEUU
El general ha admitido que pedirá a la próxima Administración estadounidense de Donald Trump continuar las autorizaciones de la actual Administración de Barack Obama, para dar apoyo aéreo a las fuerzas afganas en sus operaciones de combate.
"Como comandante pediré continuar con estas autorizaciones para poder seguir asistiendo a las fuerzas afganas", ha dicho, insistiendo en que "son necesarias" hasta que se construya la fuerza aérEa afgana y se sustituya su flota de aparatos rusos por estadounidenses y de otros países de Occidente.