Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fuerza de intervención rápida de la OTAN para combatir al EI toma cuerpo

Cumbre de la OTAN en Newportreuters

Estados Unidos ha anunciado la formación de una "coalición base" para combatir al Estado Islámico en Irak y ha llamado a una decena de países aliados a ofrecer su apoyo, dejando claro que el envío de tropas sobre el terreno es una 'línea roja' por el momento. Por otro, lado el primer ministro británico, David Cameron, ha avisado que los países de la OTAN permanecen unidos en su condena a los "actos bárbaros" del Estado Islámico, al tiempo que ha confiado en un acuerdo en la OTAN para ayudar a entrenar y asesorar a las fuerzas iraquíes una vez se forme el nuevo Gobierno en Bagdad. Frenar el avance del Estado Islámico es uno de los objetivos de la cumbre de la OTAN en Newport.

"Tenemos que atacarlos de modo que impidamos que tomen territorio, reforzando a las fuerzas de seguridad iraquíes y a otros en la región que están preparados para combatirles, sin comprometer nuestras tropas", ha defendido el secretario de Estado, John Kerry, durante un encuentro al margen de la cumbre de la OTAN en el que han participado diez países.
"Obviamente, creo que esa es la 'línea roja' para todo el mundo aquí: no habrá tropas sobre el terreno", ha añadido el jefe de la diplomacia estadounidense.
El objetivo del encuentro –al que han asistido los ministros de Defensa y Exteriores de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá, Australia, Turquía, Italia, Polonia y Dinamarca- es discutir una estrategia para hacer frente al grupo islamista, que se ha hecho con el control de amplias zona del norte de Irak y de Siria.
También el primer ministro británico, David Cameron, ha avisado que los países de la OTAN permanecen unidos en su condena a los "actos bárbaros" del Estado Islámico y que éstos sólo contribuirán a una mayor determinación para derrotar a la organización terrorista, al tiempo que ha confiado en un acuerdo en la OTAN para ayudar a entrenar y asesorar a las fuerzas iraquíes una vez se forme el nuevo Gobierno en Bagdad.
"Nuestro mensaje es claro. Estamos unidos en condenar estos actos barbáricos y deleznables. Los terroristas tiene que tener muy claro que sus amenazas sólo reforzarán nuestra determinación para defender nuestros valores y derrotarles", ha avisado el 'premier' en el arranque del segundo día de la cumbre de la OTAN en la localidad galesa de Newport, después de que los líderes aliados discutieron anoche en la cena "la amenaza que plantea" el Estado Islámico en Irak y Siria.
"Tenemos que ampliar nuestras asociaciones y construir una red de seguridad eficaz en todo el mundo. Para esto, la OTAN debe ser no sólo una organización que tiene capacidad sino una organización que exporta capacidad", ha explicado.
Por ello, ha confiado en que los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN puedan "acordar utilizar nuestra experiencia para dar entrenamiento y asesoramiento a las fuerzas en Jordania, Georgia y también en Irak, cuando el nuevo Gobierno se haya establecido".
"Este compromiso es vital para nuestra seguridad. Defendiendo nuestros valores en todo el mundo es la forma en que mantendremos a nuestra propia población segura", ha recalcado el premier.
Los aliados ofrecerán este viernes a Georgia, Australia, Finlandia, Suecia y Jordania ser socios privilegiados y estrechar la cooperación con la OTAN. Jordania es uno de los países con los que Estados Unidos tiene más interés en cooperar para frenar la amenaza terrorista en Oriente Próximo.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, confía en poder convencer en la cumbre de la OTAN de la necesidad de promover una coalición internacional contra el Estado Islámico.