Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN confía en que Turquía y Alemania resuelvan su disputa aunque no afecta a sus actividades

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha confiado en que Turquía y Alemania resuelvan su disputa "bilateral" aunque ha dejado claro que no afecta a las actividades de la OTAN como tal.
El ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, reveló este miércoles que Berlín sopesa retirar a los 250 efectivos desplegados en Incirlik por el nuevo veto de Ankara a autorizar el acceso a la base militar a diputados alemanes. De hecho, la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, viajará este fin de semana a Jordania para explorar las posibilidades de establecer allí la nueva base.
"No tiene ningún efecto en las actividades de la OTAN", ha asegurado el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, en declaraciones a la prensa a la llegada a una reunión con los ministros de Defensa de la UE.
Stoltenberg ha insistido en que se trata de "una disputa bilateral" y ha recordado que hace un año ya se vivió "una situación similar". "Entonces se resolvió. Espero que esta disputa se resuelva también", ha dicho, confiando en que encuentren "una manera de resolver la disputa" ambos aliados.
No es la primera vez que Ankara y Berlín se enzarzan en una pelea por este asunto. Ya en 2016 las autoridades turcas negaron el acceso a la base militar de Incirlik a una delegación de legisladores alemanes, aunque finalmente se permitió la visita.
Incirlik es la plataforma que las fuerzas alemanas usan para lanzar sus ataques contra Estado Islámico en Siria e Irak como parte de la coalición internacional que lidera Estados Unidos para derrotar a la organización terrorista que dirige Abú Bakr al Baghdadi.