Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN dice que hay que aumentar presión sobre el régimen de Damasco para lograr una solución política

Anders Fogh Rasmussen,secretario general de la OTAN conversa con Ismet Yilmaz, ministro de Defensa de TurquíaReuters

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha defendido este martes que hay que "aumentar la presión" sobre el régimen sirio de Bashar el Asad a fin de promover "una solución política" a la crisis en el país y ha confiado en este sentido que los aliados no tengan que "activar" sus planes de contingencia para "proteger y defender" a Turquía.

"Esto es una Alianza basada en el principio de solidaridad y por supuesto Turquía puede contar con la solidaridad de la Alianza. Por este motivo, tenemos todo los planes en su sitio para proteger y defender a Turquía", ha insistido.
El danés ha rechazado dar detalles sobre los planes de contingencia que ha preparado la OTAN para defender a Turquía en caso necesario y si incluye la creación de una zona de exclusión aérea, y ha tachado de "cuestión hipotética" hoy por hoy adelantar que Turquía invocará el artículo 5 del Tratado de Washington por el que se creó la OTAN y que recoge la cláusula de defensa colectiva, para forzar una intervención de los aliados en Siria.
"Esperamos que no sea necesario activar tales planes. Esperamos ver una solución política al conflicto en Siria", ha recalcado el danés, que ha insistido en que los recientes incidentes en la frontera entre Siria y Turquía no han sido abordados por los Veintiocho aliados.
"Estarían sorprendidos si una Alianza de defensa como la OTAN no tuviera en su sitio los planes necesarios para defender y proteger a todos nuestros aliados. Teniendo en cuenta la situación en nuestra frontera sureste, hemos tomado los pasos necesarios para garantizar que tenemos todos los planes en su sitio para proteger y defender a Turquía", ha recalcado.
Rasmussen ha recordado que los embajadores de la Alianza ya se reunieron de manera urgente la semana pasada a petición de Ankara para mantener consultas bajo el artículo IV del Tratado fundacional de la Alianza, que plantea contactos cuando un aliado vea amenazada su integridad.
"Hemos mostrado nuestra fuerte solidaridad con Turquía. Dicho esto, repito, creemos que la manera correcta adelante en Siria es encontrar una solución política", ha insistido el danés.
"Para este fin, necesitamos un mensaje fuerte y unido de la comunidad internacional al liderazgo de Damasco para acomodar las aspiraciones legítimas del pueblo sirio", ha insistido.
"Una presión reforzada de la comunidad internacional es la manera de lograr una solución política. Aunque queremos una solución política, obviamente tenemos todos los planes en su sitio para defender y proteger a Turquía", ha zanjado.
Evitar la escalada
Rasmussen ha insistido en que los aliados confía en que "no sea necesario" activar sus planes para proteger a Turquía, ha instado a todas las partes a "evitar una escalada de la crisis" y ha recordado que el Consejo de Seguridad de la ONU tiene la principal responsabilidad a nivel internacional para la seguridad y la paz.
"Compete al Consejo de Seguridad de la ONU enviar este mensaje muy fuerte y unido al liderazgo sirio: 'Pare la violencia, implíquese en un proceso político'", ha recalcado.
El secretario general aliado ha lamentado el "fracaso" del Consejo de Seguridad de la ONU para dar una solución a la crisis siria, ha reconocido que se necesita "una resolución vinculante" del organismo internacional y ha advertido de que la falta de acuerdo "ha enviado una mala y desafortunada señal al liderazgo sirio". "Hace falta mucha más presión de la comunidad internacional", ha concluido.
El Ejército de Turquía atacó nuevamente este lunes Siria después de que proyectiles de mortero disparados desde este país impactaran en la provincia turca de Hatay, en el sur del país; el sexto día consecutivo en que Ankara ha respondido a ataques procedentes de Siria tras la muerte la semana pasada de cinco civiles en una localidad fronteriza turca por el impacto de un obús lanzado desde territorio sirio.
El Gobierno turco ha confirmado este martes que ha desplegado 25 cazabombarderos F16 en una base de la Fuerza Aérea próxima a la frontera con Siria, en medio de las tensiones entre ambos países por el ataque de mortero que la semana pasada acabó con la vida de cinco civiles turcos en la localidad de Akçakale.
El ministro de Defensa alemán, Thomas de Maizière, ha dejado claro este martes que la OTAN apoya "de forma estrecha" a Turquía tras los incidentes violentos en su frontera con Siria y que los aliados ven "correcto" que las fuerzas turcas hayan dado una respuesta "decisiva y contenida" a estos ataques desde territorio sirio. "Reaccionará así en el futuro", ha avanzado el alemán.
Su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, ha asegurado que varios aliados han mostrado su "solidaridad" con Ankara y han saludado su respuesta comedida. "Turquía hace prueba de responsabilidad y contención", ha asegurado el francés en rueda de prensa.