Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU solicita 4.300 millones de euros de ayuda humanitaria para los refugiados sirios y los países de acogida

Naciones Unidas pide 3.200 millones para atender las necesidades de 13,5 millones de sirios dentro del país
La violencia ha provocado un aumento de las necesidades de los refugiados sirios y las comunidades de acogida en varios países de la zona, según ha denunciado este martes Naciones Unidas, que ha solicitado 4.600 millones de dólares (4.300 millones de euros) para ofrecer asistencia humanitaria a la población más afectada.
La organización, que ha realizado la petición durante la conferencia de donantes para Siria en Helsinki, ha pedido además 3.400 millones de dólares (3.200 millones de euros) para suplir las necesidades de 13,5 millones de personas en Siria, que vive "una de las peores crisis del mundo", según ha alertado la ONU en un comunicado.
Naciones Unidas y varias organizaciones humanitarias han puesto en marcha un Plan Regional de Refugiados y Recuperación para 2017 y 2018, el cual busca cubrir las necesidades de 4,7 millones de refugiados sirios y 4,4 millones de personas en Turquía, Líbano, Jordania, Irak y Egipto.
"Los fondos para Siria continúan siendo insuficientes", ha señalado la organización, que ha manifestado que "gran parte de los refugiados se encuentran en una situación de pobreza y han visto dificultado el acceso a los alimentos, el alojamiento y la asistencia sanitaria".
"Las noticias que nos han llegado desde Siria son demoledoras. Hemos observado un aumento de la crisis humanitaria y estamos al tanto de las necesidades de los países de acogida", ha indicado el ministro de Finlandia para el Comercio Exterior y el Desarrollo, Kai Mykkänen.
"Es nuestro deber esforzarnos al máximo para ofrecer ayuda", ha añadido. La ONU estima que un 7 por ciento de aquellos que se encuentran en una situación precaria son mujeres y niños y que más de la mitad de los menores carecen de acceso a la educación.
"Los refugiados sirios y las comunidades de acogida necesitan nuestro apoyo ahora más que nunca", ha manifestado el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, que ha señalado que "la comunidad internacional debe proporcionar de forma urgente la ayuda necesaria".
La ONU está preparada para afrontar esas vulnerabilidades pero necesita hacerse con los fondos y la flexibilidad necesarios para hacer frente a la crisis, según el comunicado de la organización, que ha denunciado que los países vecinos continúan enfrentándose a desafíos políticos, económicos y sociales.
"Hemos podido observar acciones de extraordinaria generosidad y solidaridad por parte de las comunidades y países de acogida, los cuales no deben cargar ellos solos con todo el peso de lo que está sucediendo", ha afirmado la administradora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Helen Clarck.
"Las agencias de la ONU y las organizaciones no gubernamentales están comprometidas con la causa y buscan fortalecer la recuperación para hacer frente a la crisis", ha manifestado. "El sufrimiento de los sirios no ha sido combatido del todo. Es imperativo que reunamos los esfuerzos para luchar contra la situación", ha aseverado el secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Stephen O'Brien.