Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU sólo recibe una cuarta parte de los fondos necesarios para sus programas de ayuda

Unos 141 millones de personas de un total de 37 países del mundo necesitan asistencia humanitaria, una cifra récord que contrasta, en cambio, con la escasa respuesta que conceden los donantes a los llamamientos de las agencias del sistema de Naciones Unidas: una cuarta parte de lo requerido.
La ONU y las organizaciones aliadas han cifrado en 23.500 millones de dólares (unos 21.000 millones de euros) los costes de los programas proyectados para este año, con los que aspiran a asistir a algo más de 100 millones de personas en situación vulnerable.
La cifra de personas necesitadas es todavía mayor --141 millones--, pero la ONU ha denunciado este miércoles que tan sólo ha recibido un 26 por ciento de los fondos requeridos. Todo ello a pesar de los nuevos desastres y del deterioro de situaciones de emergencia que ya se está detectando en ciertas partes, como República Democrática del Congo.
El secretario general adjunto de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Stephen O'Brien, ha advertido en Ginebra de que es "una carrera contrarreloj". "Las vidas y el bienestar de las personas dependen de que aumente nuestro apoyo colectivo", ha añadido, en un llamamiento a la "generosidad" para hacer frente a las necesidades récord.
Gracias a estas donaciones, las agencias vinculadas a la ONU han logrado ayudar a 5,8 millones de personas en Yemen y 3 millones en Sudán del Sur, dos países donde existe riesgo de hambruna. El balance también incluye 2,7 millones de personas asistidas en Somalia, 2,3 millones en Nigeria y 2,2 millones en Siria.
"Financiar los planes de respuesta es una inversión relevante ya que se prioriza en base a la evaluación y el análisis. Apoyar los planes también sirve para proporcionar la ayuda más neutral e imparcial", ha argumentado O'Brien.