Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU, preocupada por el nuevo aplazamiento de las parlamentarias en Somalia

Naciones Unidas ha expresado este martes su preocupación por el nuevo aplazamiento de las elecciones parlamentarias en Somalia, afirmando que la decisión "ha suscitado entre los somalíes el temor de que el proceso sea manipulado".
"Lo más importante en este momento es que la nueva extensión no dé espacio a la manipulación o alteración por parte de quienes quieren sabotear el proceso", ha dicho el representante especial de la ONU para Somalia, Michael Keating.
"Más bien debe mantenerse la urgencia y el ímpetu y usarse el tiempo adicional para garantizar lo más posible la transparencia y credibilidad", ha manifestado durante una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU.
Asimismo, ha recordado que el país no celebra elecciones desde 1969, agregando en que la celebración de los comicios ayude a consolidar la estabilidad en Somalia.
El presidente de la Comisión Electoral, Omar Mohamed Abdulle, ha anunciado este martes que las elecciones se celebrarán entre el 23 de octubre y el 10 de noviembre, después de que la votación fuera aplazada por segunda vez debido a disputas por el proceso de selección.
Las elecciones presidenciales se celebrarán el 30 de noviembre y el presidente del Parlamento y la Cámara Alta del legislativo serán elegidos el 23 de noviembre, ha precisado.
Somalia ha estado sumida en un conflicto desde 1991 y el Gobierno ha defendido que la amenaza que plantea el grupo terrorista Al Shabaab, vinculado a Al Qaeda, ha impedido la organización de unas elecciones en las que voten directamente los ciudadanos.
En lugar de ello, unas 14.000 personas que representarán a las distintas regiones del país serán las encargadas de elegir a los nuevos diputados. El Parlamento saliente, elegido en 2012, fue elegido solo por 135 líderes comunitarios.
Al Shabaab ha llamado a sus seguidores a matar a líderes de los clanes, funcionarios y parlamentarios que participen en las elecciones y a atacar los lugares donde se celebre la votación.