Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU condena el ataque contra una base militar de Burkina Faso, que deja tras de sí 12 muertos

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha condenado este viernes el ataque perpetrado contra un puesto militar en la localidad de Nasoumbou, en el norte de Burkina Faso, en el que han muerto al menos 12 militaes.
En un comunicado difundido por su portavoz, Ban ha deseado una "pronta recuperación" a los heridos en el ataque, que tuvo lugar en torno a las 5.00 horas a escasos 20 kilómetros de la frontera con Malí. Asimismo, ha trasladado sus "más profundas condolencias" a los familiares de las víctimas, al Gobierno de Burkina Faso y a todo el pueblo burkinés.
Asimismo, ha reiterado que la ONU sigue comprometida con el mantenimiento de la paz y el refuerzo de la seguridad en Burkina Faso, al tiempo que continúa su cooperación con los países de la región del Sahel, así como con la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA).
En última instancia, Ban Ki Moon ha expresado su agradecimiento por la contribución del país africano a los esfuerzos de estabilización y paz en Malí y ha instado a las autoridades a iniciar una investigación para llevar a los atacantes ante la Justicia.
Los ataques en Burkina Faso habían sido poco frecuentes antes del atentado reivindicado por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) contra un hotel de Uagadugu, la capital, en el que murieron 29 personas en enero de 2016.
Los milicianos islamistas están activos en la vecina Malí y las autoridades burkinesas temen que la larga frontera en el desierto entre los dos países pueda convertirse en un punto de tránsito para los milicianos.
Un nuevo grupo miliciano liderado por un combatiente antiguamente leal al yihadista argelino Mojtar Belmojtar reivindicó el ataque contra una posición del Ejército burkinés en septiembre, mientras que asaltantes no identificados mataron a tres soldados y dos civiles en octubre.