Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU insiste en la necesidad de investigar el asesinato de Berta Cáceres a un año de su muerte

El sistema de Naciones Unidas en Honduras ha instado este jueves al Gobierno de Honduras a investigar de manera "eficaz e imparcial" el asesinato de la ecologista hondureña Berta Cáceres, en el primer aniversario de su muerte.
En un comunicado, la organización ha insistido en la necesidad de llevar a los responsables de su asesinato ante la Justicia y de garantizar que se sepa la verdad de lo que sucedió, además de que se repare a las víctimas. Asimismo, han pedido que las autoridades aclaren y condenen el intento de asesinato del también ecologista Gustavo Castro, único testigo del asesinato de Cáceres.
Hasta el momento han sido detenidas ocho personas por su presunta implicación el caso. El último, un hombre identificado como Óscar Aroldo Torres Velázquez, alias 'Coca', fue arrestado a principios de febrero en el departamento de Atlántida, en el norte de Honduras.
'Coca', de 22 años, está acusado por un delito de asesinato en grado de tentativa con perjuicio de testigo protegido.
En este contexto, la ONU ha reconocido como un "avance importante" la detención de ocho personas, pero ha exhortado a redoblar esfuerzos para averiguar la verdad del caso de Cáceres y a garantizar que no se repitan casos como este.
Asimismo, la organización ha indicado que es necesario que el Gobierno abra un espacio de diálogo con las víctimas, sugiriendo la creación de una mesa de trabajo en la que participen las principales partes del caso.
Cáceres, fundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, fue asesinada a tiros cuando se disponía a entrar en su casa el 3 de marzo de 2016, a pesar de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos había dictado medidas cautelares a su favor.
La líder ecologista se hizo acreedora en 2015 del premio Goldman --considerado el Nobel de medio ambiente--, después de que paralizara la construcción de una presa que amenazaba con desplazar a cientos de indígenas de etnia lenca.
Cáceres encabeza una larga lista de asesinatos contra activistas medioambientales. Según el informe de Global Witness En Terreno Peligroso, en 2015 fueron asesinados 185 activistas ambientales, lo que supuso un drástico aumento del 59% con respecto al año anterior.
Junto a ella se encontraba Castro, coordinador de la organización Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra México, y único testigo del asesinato, que tuvo lugar justo una semana después de que denunciara ante la prensa local la ejecución de cuatro dirigentes comunitarios.