Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU lamenta los informes sobre bombardeos a civiles en Sada, de los que se acusa a la coalición saudí

El Coordinador Humanitario de Naciones Unidas en Yemen, Jamie McGoldrick, ha expresado este sábado su "grave preocupación" por los informes recibidos sobre supuestos bombardeos de la coalición internacional liderada por Arabia Saudí contra poblaciones civiles en Yemen, y particularmente en la provincia de Sada, en el suroeste del paí.
Naciones Unidas tiene constancia de al menos 12 civiles muertos en las últimas horas, que podrían ser hasta 21 si se confirma otro ataque contra una vivienda, donde según fuentes médicas murieron otros nueve miembros de una misma familia, varios de ellos niños.
"Si bien estos incidentes están siendo investigados por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, son un ejemplo de la brutalidad con la que se está desarrollando este conflicto", ha hecho saber McGoldrick.
El alto responsable humanitario ha condenado sin paliativos "el desprecio a la protección de los civiles y el principio de distinción que debería acompañar al desarrollo de las hostilidades. "Como he dicho antes, hasta las guerras tieten reglas que hay que respetar", ha dicho.
El cooperante ha pedido tanto al Gobierno yemení y sus aliados saudíes como a los rebeldes huthi -- presuntamente apoyados por Irán -- que "retornen lo antes posible a la mesa de negociaciones y pongan fin al sufrimiento de los civiles". Sada es, precisamente, uno de los grandes bastiones insurgentes.
FAMILIAS MUERTAS
McKendrick se ha referido con su comunicado a un bombardeo de la coalición saudí en As Safra, que causó la muerte de nueve residentes, entre ellos cuatro niños, y a un vehículo privado en el que viajaban tres personas, también fallecidas.
Sin embargo, no fue el único bombardeo sobre civiles en Sada. Otro ataque, esta vez contra una vivienda de la localidad de Taha al Dharafi, mató a nueve personas, todas miembros de una misma familia y causó heridas a otras tres personas, según el jefe del departamento de Salud local, Abdel Ilah al Azzi.