Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU da la voz de alarma humanitaria por la extrema violencia en Irak

Violencia en IrakReuters

El Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) podría haber matado a cientos de personas durante la toma de poder de la ciudad de Mosul, según los informes que baraja Naciones Unidas y que detallan atrocidades cometidas por los milicianos y "excesos" del Ejército iraquí que podrían haber costado la vida a una treintena de civiles en un bombardeo sobre la ciudad.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Navi Pillay, tiene constancia de la ejecución a manos del ISIS de 17 civiles que trabajaban para la Policía de Mosul, y del empleado de un tribunal de Justicia del centro de la localidad.
A ello se suma que cuatro mujeres se han suicidado tras ser violadas, que 16 jordanos han sido secuestrados y que los prisioneros liberados por el ISIS han campado a sus anchas por la zona en busca de venganza por su encarcelamiento.
De igual modo, Naciones Unidas "cuenta con informes que demuestran excesos cometidos por el Ejército iraquí", en particular durante dos bombardeos ejecutados el 6 y el 8 de junio, en los que, según ciertas informaciones, "hasta 30 civiles podrían haber fallecido", de acuerdo con el portavoz de Pillay, Rupert Colville.
Por último, la ONU ha querido llamar la atención sobre el medio millón de desplazados que han huido de sus hogares en toda la provincia de Nínive, de donde Mosul es capital, tal y como alertó este pasado miércoles la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).