Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU acusa a fuerzas gubernamentales y rebeldes de reclutar y torturar niños sirios

La ONU acusa a Siria de reclutar y torturar a niñoscuatro.com

Naciones Unidas ha denunciado que tanto las fuerzas gubernamentales como las rebeldes han reclutado y torturado a niños en el marco de la guerra civil, a través un informe de la Secretaría General al Consejo de Seguridad difundido este miércoles. 

 

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, acusa directamente a "las fuerzas gubernamentales, incluidas las Fuerzas Armadas, las de Inteligencia y la milicia 'shabbiha', y al Ejército Libre Sirio (ELS) --principal grupo opositor armado-- de reclutar a menores de 18 años de edad.
El jefe de la ONU también ha señalado a los combatientes sirios como responsables de "matar, mutilar, violar o usar otras formas de violencia sexual contra niños y de llevar a cabo ataques contra escuelas y hospitales".
En concreto, ha revelado que "ha habido informes sobre violencia sexual por parte de las fuerzas gubernamentales contra niños para obtener información o alguna confesión", subrayando que "no han sido cometidos exclusivamente por los servicios de Inteligencia o las Fuerzas Armadas".
"Niños detenidos, sobre todo chicos de hasta 14 años de edad, han sufrido métodos similares o idénticos de torturas que los adultos, incluyendo tortura sexual, maltrato físico, golpes de corriente, posiciones de estrés y amenazas", ha relatado.
La representante especial de la Secretaría General sobre la materia, Leila Zerrougui, ha explicado que "la ausencia de unos frentes claros y de un enemigo identificable, así como el incremento de las tácticas de terror por parte de algunos grupos armados hace a los niños todavía más vulnerables".
"Grupos armados sirios han reclutado niños para trabajar como combatientes, mensajeros u otras cosas", ha aseverado Zerrougui. "Ha habido denuncias verificadas sobre niños muertos o heridos por bombardeos, francotiradores y por ser utilizados como escudos humanos o para tácticas de terror", ha añadido.
En este contexto, ha instado a "todas las partes implicadas en este conflicto a tomar medidas urgentes para proteger a los niños y para permitir su acceso a la ayuda humanitaria esencial". "No podemos permitir que niños inocentes sigan muriendo", ha subrayado.
Así, ha urgido a Gobierno y oposición "a trabajar hacia una solución política para acabar con la violencia".
PROBLEMA REGIONAL
Ban ha denunciado las mismas prácticas en otros países como Afganistán, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Uganda, Sudán, Sudán del Sur, Somalia, Yemen, Chad, Irak y Malí.
Zerrougui ha destacado el caso de Malí, donde desde hace un año las fuerzas gubernamentales --apoyadas desde el pasado mes de enero por fuerzas internacionales-- intentan arrebatar a rebeldes islamistas y tuareg el control del norte del país.
"El conflicto en Malí ha hecho a los niños extremadamente vulnerables y hemos confirmado violaciones contra ellos cometidas por todos los grupos armados", ha dicho.
Si bien, el informe de Ban señala concretamente al Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA), al Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (MUYAO) y a Ansar Dine como responsables de la violencia contra niños.
"Estoy trabajando para asegurarnos de que el despliegue de una misión de pacificación, en coordinación con las agencias de la ONU y nuestros socios sobre el terreno nos permita mejorar la respuesta colectiva a las necesidades infantiles", ha explicado.
Zerrougui también se ha referido al caso de República Centroafricana, donde los choques entre las fuerzas gubernamentales y la alianza rebelde Séléka se reanudaron el pasado mes de diciembre "acabando con todos los progresos conseguidos hasta ese momento".
"Los niños son las principales víctimas del conflicto", ha sostenido. "Los informes indican que hay un proceso de reclutamiento de niños soldado en marcha, entre otras violaciones de los Derechos Humanos, y más de dos millones de niños no tienen acceso a los servicios básicos", ha apuntado.
OTROS PAÍSES
Al margen de los países africanos, Oriente Próximo y el Golfo Pérsico, la Secretaría General ha destacado las consecuencias de los conflictos armados de Colombia, Birmania y Filipinas sobre los niños.
En el país iberoamericano, la ONU ha acusado de las prácticas ya mencionadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que están inmersas en un diálogo de paz con el Gobierno, y al Ejército de Liberación Nacional (ELN), que ya ha anunciado su disposición a seguir el ejemplo de las FARC.
En Birmania, ha señalado a los grupos armados que actúan en los estados de Waa, Shan, Karena y Kachin, entre los que destaca el Ejército para la Independencia de Kachin (KIA), que se encuentra inmerso en un diálogo de paz con el Gobierno.
Por último, en Filipinas, la organización internacional ha apuntado al Grupo Abu Sayaf, al Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI) y al Nuevo Ejército del Pueblo (NPA).