Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU felicita al gobierno de unidad de Libia por su victoria ante Estado Islámico en Sirte

El enviado especial de Naciones Unidas para Libia, Martin Kobler, ha felicitado este domingo al gobierno de unidad por su victoria frente al grupo yihadista Estado Islámico en la localidad de Sirte.
"Esta victoria es un gran paso adelante para liberar Libia del terrorismo, poniendo fin a los días del control territorial de Estado Islámico en el país", ha dicho en su comunicado.
En este sentido, ha resaltado que "derrotar al terrorismo en todo Libia beneficia a todos los libios", rindiendo tributo "a los libios que sacrificaron su vida por esta causa común".
Kobler ha manifestado además que "la recuperación inmediata de Sirte debe ser una prioridad", enumerando la necesidad de retirar minas antipersona, facilitar el regreso de los desplazados, entregar ayuda humanitaria y atender a los heridos.
"Pido a todos los libios que aprovechen esta oportunidad para promover la reconciliación nacional y avanzar en la aplicación de los acuerdos de seguridad interina", ha remachado.
Estado Islámico se hizo con pleno control de Sirte a principios de 2015 y consiguió expandirse por una franja de 250 kilómetros de la costa central de Libia, escasamente poblada, antes de que las fuerzas locales lanzaran su ofensiva en mayo.
El 6 de diciembre, el Ejército libio puso fin a los enfrentamientos para recuperar Sirte, al tomar los últimos edificios que servían de reducto para los milicianos de Estado Islámico en la localidad, culminando así una batalla que comenzó en mayo y contó con el apoyo aéreo de Estados Unidos.
El Gobierno de unidad, impulsado por la ONU, aspira a reunificar el control administrativo de Libia tras unos años marcados por el caos y la división de poderes entre dos Ejecutivos enfrentados.
El país no ha logrado encontrar la estabilidad desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011 y Estado Islámico ha aprovechado para hacer de Libia su base más importante tras Siria e Irak.