Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU condena firmemente los últimos ataques contra trabajadores humanitarios en RCA

La Oficina Para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCAH) ha condenado este martes "en los términos más firmes" los últimos ataques contra trabajadores humanitarios en la localidad centroafricana de Kaga Bandoro.
"La violencia contra los trabajadores humanitarios es una grave violación del Derecho Humanitario", ha indicado en un comunicado, en el que ha detallado que en lo que va de mes de septiembre se han registrado alrededor de 15 incidentes de este tipo.
Así, ha destacado "el impacto negativo de estos episodios de violencia, especialmente en las poblaciones vulnerables", al tiempo que ha lamentado "el deterioro de la protección a los civiles en el país".
"A día de hoy, 2,3 millones de personas siguen necesitando ayuda humanitaria, y pese a ello sólo se han recabado 532 millones de dólares (unos 475 millones de euros) para financiar proyectos", ha lamentado.
En este sentido, la OCAH ha resaltado que ante el aumento de las necesidades humanitarias en el país "es necesaria una pequeña inversión para salvar vidas y reducir el sufrimiento".
Kaga Bandoro y la localidad de Ndomete han sido escenario de enfrentamientos en los últimos días entre miembros del grupo rebelde Séléka --en su mayoría musulmanes-- y milicianos de los denominados anti-Balaka --cristianos--.
El país africano sufre desde 2013 episodios de violencia marcados por la división entre comunidades y etnias religiosas. La frágil transición y el ascenso a la Presidencia de Faustin-Archange Touadera, que tomó posesión en marzo, no han resuelto las tensiones subyacentes.