Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro países, en máximo nivel de emergencia humanitaria de la ONU

Desplazados yazidíesReuters

Naciones Unidas ha declarado, en una situación sin precedentes, el máximo nivel de emergencia humanitaria, conocido como el 'Nivel 3' de emergencia, en cuatro de las crisis humanitarias mundiales (Irak, Sudán del Sur, Siria y República Centroafricana), tras haber elevado, este miércoles, la actual crisis humanitaria en Irak al máximo nivel, según ha recogido la revista 'Foreign Policy'.

"No he visto nada de esta envergadura con anterioridad", ha declarado el consejero de políticas humanitarias de Oxfam Estados Unidos, Noah Gottschalk, que ha especificado que "la comunidad humanitaria se enfrenta a uno de los peores momentos ya que se dan varias crisis de manera simultánea y todas ellas provocadas por el hombre". A pesar de que las crisis tienen repercusiones humanitarias, Gottschalk ha asegurado que "las únicas vías de solución son políticas".
Según Gottschalk, los contribuyentes y donantes son más reacios a las crisis humanitarias provocadas por el hombre que a las provocadas por desastres naturales, por lo que estas cuatro crisis, todas de naturaleza política, carecen de la financiación suficiente para hacer frente a los problemas humanitarios.
La declaración del 'Nivel 3' de emergencia responde al máximo nivel de alerta de la ONU y es designado por un comité formado por representantes de las organizaciones humanitarias más importantes de la ONU y otras instituciones de relevancia. El estado de emergencia está pensado para asegurar que cuando la escala, el alcance y la complejidad de una crisis es de grandes proporciones, la comunidad humanitaria dé los pasos adecuados para priorizar los recursos. También acelera la financiación que se dedica a estos conflictos.
LA SITUACIÓN NO TIENE PRECEDENTES
El pasado mes de junio el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres, anunció que por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, el número de personas que piden asilo, refugiados y desplazados internos ha superado los 50 millones de personas.
"Estamos viendo los costes de que las guerras no terminen y de los fallos en la resolución y la prevención de los conflictos", declaró Guterres. "La paz hoy en día se encuentra en déficit. El personal humanitario puede ayudar como paliativo pero las soluciones políticas son de vital necesidad", añadió.
Por su parte, el vicepresidente de programas de Mercy Corps, Craig Redmond, ha mencionado las dificultades a las que se enfrentan las organizaciones cuando mandan asistencia humanitaria a los países en conflicto ya que deben adoptar medidas extraordinarias para garantizar la seguridad de los equipos en las zonas de violencia sectaria.
Para el director del departamento de Respuesta Humanitaria de Save the Children, Gerald Anderson, "es muy difícil conseguir adoptar las medidas extraordinarias", debido a que el número de crisis simultáneas "compromete los recursos, el personal y la financiación".
CUATRO PAÍSES EN ESTADO DE EMERGENCIA
El 'Nivel 3' de emergencia se ha declarado en Irak, Sudán del Sur, Siria y República Centroafricana. En los cuatro países se desarrollan conflictos de naturaleza política pero que conllevan grandes consecuencias humanitarias. En total, los cuatro conflictos suman aproximadamente 10 millones de desplazados.
Más de 40.000 yazidíes en Irak han conseguido huir y muchos de ellos han tenido que caminar durante días para salvar sus vidas, por lo que ya no necesitan que el Ejército estadounidense les evacue pero sus necesidades humanitarias, como puede ser la falta de alimento, agua y medicamentos, todavía no se han visto resueltas.
"Declarar el 'Nivel 3', que representa el máximo nivel de emergencia, en Irak ayudará a que se consigan más recursos y a que se pongan en marcha procedimientos administrativos para la respuesta", aseguró el representante especial del secretario general de Naciones Unidas para Irak, Nickolai Mladenov.
Además de los 40.000 yazidíes que necesitan ayuda humanitaria, la ONU estima que hay 1,2 millones de desplazados internos en el centro y en el norte del país. También 1,5 millones de personas necesitan asistencia humanitaria.
"El apoyo de los donantes, especialmente de Gobierno saudí, ha significado una gran contribución. Pero se necesitará más asistencia", dijo el portavoz de la oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, Kieran Dwyer, en una rueda de prensa este jueves en Erbil.
El pasado mes de febrero, Sudán del Sur recibió también el 'Nivel 3' de emergencia. Según la ONU, 3,8 millones de sudaneses necesitan asistencia humanitaria y más de un millón han huido de sus hogares a causa de la violencia. Los niveles de hambruna también se están incrementando. Al menos un millón de sudaneses no tienen alimentos suficientes.
Para Raymond, Sudán del Sur no tiene la misma consideración que Irak o Siria, pero la comunidad internacional está preocupada sobre la posibilidad que tiene el conflicto de convertirse en un problema de ámbito regional.
En República Centroafricana, la ONU estima que 527.000 residentes están desplazados internamente mientras que 399.000 han huido a países vecinos debido a la violencia.
Por último, en Siria, unos 10,8 millones de personas necesitan asistencia humanitaria y 6,5 millones son desplazados internos, según cifras de Naciones Unidas.
En el resto del mundo, hay conflictos que todavía podrían alcanzar el 'Nivel 3' como podrían ser los que se desarrollan en Gaza, República Democrática del Congo o Yemen. En este último, según Gottschalk, hay 14 millones de personas que necesitan asistencia humanitaria y hasta 10 millones de personas faltas de alimentos. "¿Cuánto se tiene que agravar la situación?", se ha preguntado Gottschalk.