Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU confirma la muerte de un miembro del comité de reconciliación en un ataque en el valle de Barada

Naciones Unidas ha confirmado este lunes la muerte de un miembro del comité de reconciliación durante una visita de inspección a la infraestructura hídrica en el valle de Barada, en los alrededores de la capital siria, Damasco.
"La ONU está alarmada por los informes sobre un ataque contra el equipo técnico que fue al valle de Barada para inspeccionar los daños a la infraesctura en la fuente de Al Fiyi", ha indicado el viceportavoz de la Secretaría General de la ONU, Farhan Haq.
Asimismo, ha indicado que en el ataque, perpetrado el 14 de enero, murió un miembro del comité de reconciliación, lo que provocó la suspensión de la citada misión.
"El equipo técnico, integrado por la Media Luna Roja Árabe Siria y autoridades sigue dispuesta a entrar en la zona y completar su misión, en cuanto las condiciones de seguridad lo permitan", ha dicho.
Por otra parte, Haq ha cifrado en 17.500 los desplazados en la zona a causa de los combates entre el Ejército y los grupos rebeldes en las últimas semanas.
Los combates en el valle de Barada estallaron el 22 de diciembre, debido al corte del suministro de agua en la zona hacia la capital, lo que el Gobierno achacó a los rebeldes presentes en la zona.
Sin embargo, los rebeldes acusan al Ejecutivo de intentar alcanzar por la fuerza lo que no han conseguido con la negociación, en el marco de los acuerdos que el Gobierno y la oposición están firmando para despejar los alrededores de la capital.
Naciones Unidas ha advertido de que el sabotaje del suministro de agua es un crimen de guerra, recordando que la canalización afectada supone el 70 por ciento del suministro de agua en la capital de Siria.
La semana pasada, la ONU cifró en 10.000 el número de desplazados a causa de los combates en la zona, entre ellos 7.500 que se han registrado con la Media Luna Árabe Siria en las zonas que controla el Gobierno.