Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU alerta de que Yemen se encuentra "al borde de la guerra civil"

La ONU alerta de que Yemen se encuentra "al borde de la guerra civil"Reuters

El enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Yamal Benomar, ha alertado de que el país se encuentra "al borde de la guerra civil", apenas unas horas después de que los rebeldes huthis lanzaran un asalto contra la localidad de Taiz, la tercera más importante del país.

Durante su comparecencia ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Benomar ha valorado que el país "está en una rápida espiral descendente", al tiempo que ha recalcado que el conflicto "ha adquirido unos preocupantes tonos sectarios y ha profundizado las divisiones entre el norte y el sur".
"Las emociones están a flor de piel y, a menos que se encuentren soluciones, el país caerá en más enfrentamientos violentos", ha dicho. "Los eventos en Yemen están alejando al país de un acuerdo político y lo están arrastrando al borde de una guerra civil", ha agregado.
Asimismo, ha explicado que la inestabilidad sólo beneficiará al grupo terrorista Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), que, a su juicio, "provocará más caos" y transformará Yemen "en una mezcla entre la situación en Libia y la situación en Siria".
Así, Benomar ha puntualizado que la comunidad internacional no tiene otra opción que continuar apelando a la moderación y dialogar con todas las partes implicadas para intentar alcanzar un acuerdo pacífico.
"Pido a todas las partes que en estos momentos de tensión y retórica incendiaria aprecien la gravedad de la situación y reduzcan las tensiones ejerciendo la máxima moderación", ha manifestado. "El diálogo pacífico es la única forma de avanzar", ha explicado.
APOYO DEL CONSEJO DE SEGURIDAD A HADI
Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU ha reiterado su "compromiso firme con la unidad, soberanía, independencia e integridad territorial" del país, al tiempo que ha repetido su apoyo a la "legitimidad" del presidente, Abdo Rabbu Mansur Hadi.
En su comunicado, el organismo ha condenado las "acciones unilaterales" de los huthis, a los que ha acusado de no cumplir la resolución 2201 al no retirar a sus fuerzas de las instituciones gubernamentales, incluyendo aquellas de la capital, Saná, y no normalizar la situación de seguridad en el país.
"El Consejo de Seguridad reitera que la solución a la situación en Yemen pasa por un proceso de transición político pacífico, inclusivo y ordenado liderado por yemeníes que satisfaga las demandas y aspiraciones legítimas del pueblo para un cambio pacífico y unas reformas políticas, económicas y sociales significativas", ha valorado.
Por último, ha expresado su "preocupación" por la capacidad de AQPA de "beneficiarse del deterioro de la situación política y de seguridad" en el país.
La reunión del organismo ha sido celebrada tras las súplicas de Hadi, cuya residencia de Adén se ha visto amenazada los últimos días por aviones no identificados que incluso han llegado a bombardear sus alrededores, sin causar víctimas.
A todo esto hay que sumar la masacre sin precedentes perpetrada el pasado viernes contra dos mezquitas de la capital del país frecuentadas por los houthis. Se trató del atentado más sangriento de la historia reciente del país, uno que costó la vida a 150 personas y dejó heridas a más de 300. Estado Islámico se ha atribuyó la autoría del atentado en un comunicado donde aseguraba que la matanza era solo "la punta del iceberg".
Ello, sin mencionar la presencia de AQPA, una de las facciones más activas de la red terrorista internacional que, aprovechando la confusión y el pánico generados por el atentado, aprovechó para tomar durante unas horas la localidad yemení de Al Huza. El Ejército yemení reaccionó a tiempo y consiguió recuperar la ciudad.