Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU pide que "no haya un cruce de acusaciones" tras el fracaso de la cumbre sobre la reunificación de Chipre

El asesor especial de la Secretaría General de Naciones Unidas para Chipre, Espen Barth Eide, ha pedido este martes a greco y turcochipriotas que "no entren en un cruce de acusaciones" tras el fracaso de las conversaciones sobre la reunificación de la isla.
"Hay más que suficiente de eso. Tenemos que admitir que hubo un fracaso colectivo a la hora de lograr un acuerdo en Crans-Montana", ha dicho, en referencia a la localidad suiza en la que se celebraron las últimas conversaciones.
Así, ha manifestado que "es crucial que se reflexione sobre el espíritu de entendimiento y compromiso, en lugar de resaltar las diferencias", tras una serie de acusaciones cruzadas entre Turquía y Grecia sobre el fracaso del proceso.
Los asuntos más espinosos de las negociaciones eran la petición de los turcochipriotas de una Presidencia rotatoria y la solicitud de la otra parte de que Turquía retire a sus 30.000 militares del norte de la isla y renuncie a sus derechos de intervención.
Chipre está dividida en dos desde que en 1974 el Ejército turco ocupó la parte norte --el 36,2 por ciento de su territorio-- tras un golpe de Estado instigado por la junta militar en el poder en Grecia y ante el temor de que la isla se uniera a este último país.
El conflicto continúa siendo un foco de tensión entre Turquía y Grecia y, además, dificulta las ambiciones de Ankara de unirse a la Unión Europea.
Entre las cuestiones polémicas figuran la petición turcochipriota de establecer una presidencia rotatoria y la demanda grecochipriota de que Turquía retire a los 30.000 militares desplegados en el norte de la isla y renuncie a sus derechos de intervención.