Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU dice que el acuerdo del 31 de diciembre "es la única vía viable y pacífica" para poner fin a la crisis

El representante especial de la Secretaría General de Naciones Unidas para República Democrática del Congo (RDC), Maman Sidikou, ha resaltado este lunes que el acuerdo del 31 de diciembre "es la única vía viable y pacífica" para salir de la crisis política.
Sidikou, quien encabeza además la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en RDC (MONUSCO), ha recordado a los firmantes "su obligación de aplicar el acuerdo en su totalidad".
Asimismo, ha pedido al Gobierno que "aplique de forma total y rápida las medidas de construcción de confianza" contempladas en el acuerdo.
El país atraviesa una crisis política desde finales del año pasado, cuando el Gobierno y parte de la oposición acordaron aplazar las elecciones presidenciales previstas para diciembre --cuando terminaba el mandato del presidente, Joseph Kabila--, lo que fue criticado por Plataforma, la principal coalición opositora.
Los opositores a Kabila han denunciado en numerosas ocasiones que el mandatario está aplazando los comicios de forma intencionada para mantenerse en el poder más allá de su mandato.
A finales de diciembre, el presidente se comprometió a dimitir tras las próximas elecciones, según un acuerdo de reconciliación cerrado por los distintos partidos políticos. El acuerdo obliga a Kabila a abstenerse de cambiar la Constitución para intentar presentarse de nuevo.
Sin embargo, la muerte en febrero de Etienne Tshisekedi --líder histórico de la oposición y padre del actual presidente de la Plataforma-- dejó a los rivales de Kabila seriamente debilitados en su intento por forzar al mandatario a abandonar el poder.
Estaba previsto que Tshisekedi encabezara el consejo de transición para supervisar la salida de Kabila del poder para finales de este año, en virtud del citado acuerdo de diciembre de 2016.
Finalmente, Kabila nombró como primer ministro a Bruno Tshibala, pese a las protestas de la Plataforma por el proceso elegido por Kabila para realizar la designación, a la que la plataforma opositora se opuso.
El pacto garantizaría el que podría ser el primer traspaso pacífico de poderes en el país africano desde la independencia en 1960. Kabila llegó al poder en 2001, en sustitución de su padre, Laurent, que murió asesinado.