Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU, la UE y la UA expresan su preocupación por las irregularidades en las parlamentarias en Somalia

Naciones Unidas, la Unión Europea (UE) y la Unión Africana (UA) han expresado este martes su "grave preocupación" por las irregularidades en las elecciones parlamentarias en Somalia.
El comunicado conjunto ha sido publicado horas después de que la mayoría de los parlamentarios juraran sus nuevos cargos, a pesar de que un total de 32 escaños no han sido adjudicados, en algunos casos debido a que la votación deberá ser repetida.
Las citadas organizaciones han lamentado que el Foro Nacional de Liderazgo decidiera revocar la descalificación de varios candidatos que supuestamente habían cometido abusos y malas prácticas.
En este sentido, han afirmado que esta decisión representa una "amnistía general para las anomalías presenciadas durante las votaciones", agregando que no se ha respetado tampoco la cuota reservada a representantes femeninas.
Por ello, las organizaciones han pedido que se repitan las elecciones en los casos en los que la votación "haya sido claramente afectada por la violencia, la corrupción, la intimidación y la sustitución no autorizada de los delegados de los colegios electorales".
Sin embargo, han reconocido que la inauguración del Parlamento federal representa "un paso adelante" en el proceso electoral, pidiendo que finalice cuanto antes la elección del presidente del país.
El presidente del país es elegido por el Parlamento, si bien los retrasos en las parlamentarias han forzado el aplazamiento de la elección del nuevo mandatario del país.
Los comicios parlamentarios han estado marcados por las irregularidades y la corrupción, y la comisión electoral ha anunciado la apertura de investigaciones en torno a estas supuestas violaciones.
De hecho, el auditor general del país, Nur Jimale Fará, afirmó recientemente que algunos escaños habían sido comprados por el mejor postor.
En declaraciones concedidas a la emisora estadounidense Voice of America, apuntó que algunos candidatos habían pagado entre 5.000 y 30.000 dólares (entre 4.720 y 28.310 euros).
El actual presidente de Somalia, Hasán Sheij Mohamud, es uno de los más de diez candidatos que se han postulado para ocupar la Presidencia.
El país hace frente a una grave crisis económica y de seguridad, especialmente a causa de las operaciones de la milicia islamista Al Shabaab, vinculada a la organización terrorista Al Qaeda, que controla partes de Somalia.
Al Shabaab ha incrementado en las últimas semanas sus ataques en el país, con varios atentados en la capital, Mogadiscio, en un intento por afectar el proceso electoral.