Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU, la UA y la IGAD piden el fin de los combates en Sudán del Sur

Naciones Unidas, la Unión Africana y la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo de África Oriental (IGAD) han hecho este domingo un llamamiento conjunto al fin de los combates en Sudán del Sur, expresando su "profunda preocupación" por el incremento de las hostilidades.
En su comunicado, las organizaciones han alertado del riesgo de "un incremento de la escalada de violencia intercomunal hasta convertirse en atrocidades en masa", así como de "la mala situación humanitaria" en Sudán del Sur.
Por ello, han instado a las partes a promover un diálogo inclusivo y a respetar el acuerdo de paz firmado en 2015, al tiempo que han reiterado su voluntad de trabajar por la paz, la seguridad y la estabilidad en el país.
La rivalidad entre el presidente, Salva Kiir, de etnia dinka, y el exvicepresidente y líder rebelde Riek Machar, que es nuer, se tradujo en un primer conflicto en diciembre de 2013, cuando el presidente del país decidió cesar a Machar como su 'número dos'.
El conflicto entre los dos bandos terminó con un acuerdo de paz firmado en agosto de 2015 y que implicaba el regreso de Machar a para que volviera a ser nombrado vicepresidente del país, nombramiento que llegó en abril de 2016.
Sin embargo, las continuas violaciones del pacto y los graves combates de julio llevaron al cese de Machar, que fue relevado en el cargo por el general Taban Deng Gai.
En diciembre, la ONU alertó de que el país está al borde de una guerra étnica generalizada a menos que la comunidad internacional intervenga y convenza a las partes enfrentadas de entablar un diálogo que lleve de forma definitiva a la paz.