Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU pide que se entreguen los fondos comprometidos para el Plan de Respuesta Humanitaria para Yemen

El coordinador humanitario de Naciones Unidas para Yemen, Jamie McGoldrick, ha reclamado este lunes a la comunidad internacional que cumpla con los compromisos logrados en una conferencia de donantes celebrada en abril y financien el Plan de Respuesta Humanitaria para el país.
Así, el organismo internacional ha pedido a los países miembro que entreguen los 1.100 millones de dólares (algo más de un millón de euros) acordados durante la conferencia celebrada el 25 de abril.
McGoldrick ha subrayado que la infraestructura de transporte debe estar a disposición de los trabajadores humanitarios para hacer frente a problemas como la creciente amenaza de la hambruna y la reaparición de brotes de cólera.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado este mismo lunes de la muerte de 25 personas la semana pasada a causa de un brote de cólera que ya ha dejado más de 1.300 enfermos.
En este sentido, McGoldrick ha expresado su preocupación por el bloqueo y los retrasos que sufren los camiones que transportan suministros médicos, especialmente los que van a Taiz, escenario de una ofensiva de la coalición que encabeza Arabia Saudí contra los rebeldes huthis.
Arabia Saudí encabeza la coalición internacional que intervino en Yemen en marzo de 2015 para respaldar al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, que fue expulsado de la capital, Saná, y que opera en la actualidad desde territorio saudí y la ciudad de Adén.
A mediados de enero, el propio McGoldrick cifró en 10.000 el número de civiles muertos a causa del conflicto en el país, agregando que otros 40.000 civiles han resultado heridos.
El conflicto entre el Gobierno de Hadi y los huthis, que cuentan con el respaldo de Irán y junto a los que combaten las tropas leales al expresidente Alí Abdulá Salé, estalló hace dos años y ha causado estragos en el país más pobre del mundo árabe.
La guerra ha destrozado la inmensa mayoría de las infraestructuras de Yemen, por lo que gran parte de la población se ha quedado sin medios de vida y sufre inseguridad alimentaria.