Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU asegura que el Frente Polisario se ha retirado de la zona de Guerguerat, en el Sáhara Occidental

Naciones Unidas ha celebrado este viernes la "retirada de todos los elementos del Frente Polisario", que controla la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), de la zona de Guerguerat, en el Sáhara Occidental, en respuesta a las reiteradas peticiones por parte del secretario general de la ONU, António Guterres.
En un comunicado, el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric, ha asegurado que los observadores de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) han confirmado, tras evaluar la zona entre el 27 y el 28 de abril, la retirada del Frente Polisario, si bien éste no se ha manifestado al respecto.
Esta, junto a la "retirada anterior" de Marruecos de la zona --el pasado mes de febrero-- "debería mejorar las perspectivas para la creación de un ambiente que facilitará la aplicación temprana de la determinación del secretario general de relanzar el proceso de negociación", ha señalado Dujarric.
Este proceso, ha continuado, que debe ser llevado a cabo con "una nueva dinámica y un nuevo espíritu que reflejen las resoluciones y directrices del Consejo de Seguridad", tiene el objetivo de alcanzar una "solución política aceptable para ambas partes", que otorgue la autodeterminación al pueblo saharaui.
"Seguimos pidiendo a todas las partes a asumir sus obligaciones en virtud del acuerdo de alto el fuego y a respetar tanto su carta como su espíritu para cooperar completamente con la MINURSO", ha indicado el portavoz de Guterres.
Asimismo, ha subrayado "la necesidad de garantizar que no vuelvan a estallar las tensiones en las áreas de Guerguerat", algo que ha calificado como "vital". "A tal fin, la MINURSO quiere mantener la posición que ha mantenido en la 'franja de amortiguamiento' --la franja establecida por la ONU como zona de separación sin armas-- desde agosto de 2016 y continuar las discusiones sobre el futuro de la supervisión de la misión en la zona, así como todas las cuestiones relacionadas con esta franja con las partes", ha agregado.
El pasado mes de febrero, Marruecos anunció la retirada unilateral de sus fuerzas de Guergarat, donde estaban apostadas desde hace meses frente a efectivos del Frente Polisario.
"Según las altas instrucciones de Su Majestad el Rey y para que la petición del secretario general se respete y aplique de inmediato, el Reino de Marruecos procederá, a partir de hoy, a una retirada unilateral de la zona", informó entonces el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí en un comunicado recogido por la agencia de noticias estatal, MAP.
Anteriormente, Guterres había emplazado "a las dos partes a ejercer la máxima contención y adoptar todas las medidas necesarias para evitar una escalada de la tensión mediante las acciones de militares o civiles".
Por ello, el propio Guterres ha mantenido conversaciones telefónicas con responsables tanto de Marruecos como del Frente Polisario para recordarles sus obligaciones conforme al acuerdo de alto el fuego de 1991 y les pidió respeto al mismo tanto en letra como en espíritu.
Clave será el respeto al libre movimiento de civiles por esa zona, una condición que plantea la ONU y que Marruecos ha recogido en su comunicado.
El contencioso se gestó en agosto de 2016, cuando Marruecos inició unas obras de remodelación y asfaltado de una carretera en territorio formalmente bajo control del Polisario. Tanto Marruecos como los saharauis enviaron fuerzas armadas a la zona y la ONU tuvo que intervenir para evitar una escalada.
El Guergarat se encuentra bajo control de Marruecos y es el principal puesto fronterizo con Mauritania. Rabat considera la zona entre el puesto y la frontera con Mauritania como 'tierra de nadie', mientras que el Frente Polisario lo considera territorio propio y que así lo recoge el acuerdo de alto el fuego firmado por ambas partes en 1991.
ANTIGUA COLONIA ESPAÑOLA
La colonia española del Sáhara fue ocupada en 1975 por Marruecos y Mauritania tras los Acuerdos Tripartitos, firmados el 14 de noviembre de 1975, que cedían la soberanía del Sáhara Español a estos dos países.
Tras una breve guerra, el movimiento independentista Frente Polisario expulsó a Mauritania y firmó la paz y el reconocimiento mutuo con sus milicias a las puertas de Nuakchot, pero Marruecos consolidó su control sobre el territorio y miles de saharauis huyeron de la salvaje represión. Entonces comenzó la colonización marroquí del territorio.
En 1991 se firmó un alto el fuego entre ambas partes, que se comprometían a la celebración de un referéndum de autodeterminación organizado por la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, pero desde entonces las disputas sobre el censo para la votación --Marruecos quiere que voten los colonos marroquíes-- ha impedido la consulta. Ahora 140.000 refugiados saharauis viven en los campamentos de Tinduf, Argelia.