Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU acusa a EEUU de usar "excesiva fuerza" contra los que protestan por el oleoducto de Dakota del Norte

Naciones Unidas ha criticado este martes el uso "excesivo" de la fuerza por parte de Estados Unidos contra los manifestantes que protestan en el estado de Dakota del Norte contra la construcción del oleoducto que atraviesa tierras de indios nativos americanos.
El relator especial de la ONU sobre derecho a la libertad de asamblea y asociación pacífica, Maina Kiai, ha asegurado que la Guardia Nacional del estado, las fuerzas de seguridad y las compañías privadas de seguridad han utilizado la "fuerza injustificada" en su respuesta contra los manifestantes contra este proyecto.
Unas 400 personas que han sido detenidas durante las manifestaciones han sufrido lo que Kiai ha definido como "tratos degradantes e inhumanos".
El relator ha mostrado su preocupación tanto por el nivel de detenciones como por las condiciones en las que se están llevando a cabo las detenciones.
"Marcar gente con números, detenerlos en celdas repletas, sobre el suelo de cemento y sin ofrecerles asistencia sanitaria puede calificarse como trato degradante e inhumano", ha señalado.
Los manifestantes han denunciado haber sido alcanzados con balas de goma, gases lacrimógenos y gas pimienta, entre otras cosas, al protestar contra el impacto medioambiental del oleoducto del estado.
Así, sostienen que las tierras en las que está construyendo el oleoducto fueron arrebatadas la tribu siux de la reserva de Standing Rock. La propia tribu ha expresado su oposición radical al oleoducto.