Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU pide a Bahréin que investigue la muerte de cinco manifestantes chiíes a manos de la Policía

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Husein, ha pedido este viernes a última hora al Gobierno de Bahréin que tome todas las medidas necesarias para investigar, con independencia y transparencia, las muertes de cinco manifestantes durante una redada efectuada la semana pasada por las fuerzas de seguridad.
La redada tuvo lugar el pasado 23 de mayo en Al Diraz, donde decenas de simpatizantes de la máxima autoridad chií del país -- comunidad que lleva décadas denunciando su marginación por la clase gobernante suní --, Isa Qassem, habían organizado una sentada para protestar contra una condena emitida contra el clérigo por recaudar impuestos a favor de obras de caridad, como dicta esta confesión musulmana.
Esta operación de seguridad se saldó con un violento enfrentamiento que dejó al menos cinco manifestantes muertos, 19 policías heridos y 286 detenidos.
Así, el diplomático de Naciones Unidas ha pedido al Gobierno que "investigue estos eventos, en particular los que se refieren a las muertes de los manifestantes, y garantice que los resultados de las pesquisas sean publicados".
Hussein ha descrito como "especialmente perturbadoras" ciertas informaciones que apuntan a que los fallecidos fueron enterrados sin el consentimiento de sus familiares, antes de reiterar a las autoridades bahreiníes el respeto que deben demostrar hacia la libertad de reunión pacífica.
Hussein ha recordado además que "los activistas pro Derechos Humanos de Bahréin siguen padeciendo intimidación, interrogatorios y abusos", por lo que ha pedido a las autoridades del país que "cambien de rumbo" y adopten "la vía del díalogo" con la ayuda de su oficina.