Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ONG colombianas piden a la comunidad internacional que presione para el inicio del diálogo con el ELN

Un total de 44 organizaciones y 28 activistas colombianos han pedido al Papa Francisco, al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, y a los países garantes y acompañantes del proceso de paz --Cuba, Chile, Brasil, Ecuador, Venezuela y Noruega-- que mantengan la presión sobre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) para que comience el diálogo pactado el 30 de marzo.
"Queremos solicitarles la intervención como mediadores para que contribuyan, como hasta ahora, a facilitar la apertura de esta mesa (de conversaciones) en Quito, como se firmó el pasado 30 de marzo, de la cual hasta el momento el país no tiene noticias", han pedido en una carta pública.
Los firmantes han esgrimido que, pese al acuerdo alcanzado el pasado 24 de agosto con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), "no habrá paz completa si no logramos un proceso de diálogo y negociación entre el Gobierno y el ELN".
No obstante, han ratificado que sienten "una gran alegría por todo lo avanzado y la enorme posibilidad que se abre con el Acuerdo para la Terminación del Conflicto Armado y la Construcción de una Paz Estable y Duradera entre el Estado y las FARC".
"Desde esta Colombia del sufrimiento y la esperanza por un mañana de mejor democracia y equidad, les enviamos este mensaje de gratitud, por todo lo que han hecho, hacen y seguirán haciendo por una Colombia en paz y plena vigencia de los Derechos Humanos", han añadido.
El 30 de marzo el Gobierno y el ELN anunciaron el fin de los "contactos exploratorios" de los últimos dos años para comenzar la "fase pública" de las negociaciones de paz. Sin embargo, el diálogo, cuyo inicio estaba previsto para mayo en Ecuador, aún no ha arrancado.