Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OMS contraria a suspender o trasladar los Juegos de Río 2016

ZikaREUTERS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido un comunicado en el que asegura que no existe justificación sanitaria para suspender o trasladar los Juegos Olímpicos de 2016, que en esta edición se celebran en Río de Janeiro (Brasil), el segundo estado con mayor número de casos probables de zika de todo el país --con un total de 32.000--, y el cuarto en tasa de incidencia --de 195 por 100.000--.

En un comunicado, la organización ha señalado que si bien Brasil es uno de los 60 países y territorios en los que existe transmisión del virus, se sigue viajando. Este fin de semana, 125 expertos en sanidad pidieron que debido a la amenaza que supone el brote de zika, principalmente en América Latina, se retrasara o trasladara la ubicación el evento deportivo.
No obstante, la agencia ha indicado que la mejor manera de reducir el riesgo es seguir las indicaciones de salud pública, sin necesidad de suspenderlos o trasladarlos. Aun así, la OMS ha indicado que las restricciones de viaje a zonas de zika, orientadas a mujeres embarazadas, incluyen Río de Janeiro.
Entre las recomendaciones se encuentra la de usar repelentes durante el día, ropa de color claro y que cubra gran parte del cuerpo, así como elegir alojamiento con aires acondicionados o evitar visitar zonas donde las medidas sanitarias sean deficientes.
Este sábado, tras publicarse la carta abierta de expertos sanitarios a la OMS --en la que ya entonces mostraron su preocupación ante la posibilidad de que rechazase las alternativas propuestas debido a algún tipo de conflicto de interés--, la organización ya anunció que había decidido que no emitiría ninguna recomendación para quitar a Río la organización de los Juegos.