Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OIM alerta que el conflicto en Sudán del Sur ha desplazado a más de un cuarto de la población

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha alertado de que más de tres millones de personas, un cuarto de la población del país, se han visto desplazadas por el conflicto que estalló en diciembre de 2013 que enfrenta al presidente, Salva Kiir, con el exvicepresidente Riek Machar.
De acuerdo con los datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), desde que se produjo un repunte de la violencia en julio, más de 414.000 personas han huido de Sudán del Sur a otros países. Se estima que en la actualidad hay más de un millón de sursudaneses refugiados en países vecinos.
Desde la OIM han denunciado que el trabajo de las organizaciones humanitarias en la zona cada vez es más difícil. De acuerdo con Naciones Unidas, sólo durante el mes de noviembre se produjeron más de 90 incidentes que impidieron el acceso a agencias humanitarias a ciertas zonas del país. En un 70 por ciento de los incidentes se produjeron episodios de violencia contra los propios trabajadores humanitarios.
La OIM ha criticado que tanto las fuerzas de seguridad sursudanesas como los rebeldes están continuamente impidiendo que la comunidad humanitaria tenga acceso a las personas más afectadas por el conflicto, en especial en los estados de Equatoria y en la zona que rodea la ciudad de Wau, al oeste de Bahr el Ghazal, que lleva bloqueada desde el mes de julio.
El número de personas desplazadas que llegan cada día al centro para desplazados internos instalado por la ONU en Bentiu, la capital del estado Unidad, ha aumentado en un 19 por ciento sólo durante el mes de noviembre. En la actualidad, el centro atiende a más de 120.300 personas.
La agencia de la ONU espera que la situación de inseguridad en Unidad se agrave en las próximas semanas debido a los combates que están teniendo lugar en la localidad de Leer, cercana a la zona, que están obligando a los civiles a huir al centro de la ONU y a otras áreas más seguras del estado.
EL REPUNTE DEL CONFLICTO
La violencia ha ido en aumento en el que es el país más joven de África desde julio de 2016, cuando se retomaron los combates entre las fuerzas leales al presidente y los combatientes leales a Machar. Los enfrentamientos dejaron 300 muertos.
La rivalidad entre Kiir, de etnia dinka, y Machar, que es nuer, se tradujo en un primer conflicto en diciembre de 2013, cuando el presidente del país decidió cesar a Machar como su 'número dos'.
El conflicto entre los dos bandos terminó con un acuerdo de paz firmado en agosto de 2015 y que implicaba el regreso de Machar para que volviera a ser nombrado vicepresidente del país, nombramiento que llegó en abril de 2016.
Sin embargo, las continuas violaciones del pacto y los graves combates de julio llevaron al cese de Machar, que fue relevado en el cargo por el general Taban Deng Gai.