Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jefe de la OEA recrimina al Gobierno de Venezuela que intenta "dilatar el proceso" del revocatorio

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha acusado al Gobierno de Venezuela de "obstaculizar un derecho constitucional" al tratar de "dilatar el proceso" para la celebración del referéndum revocatorio contra el presidente, Nicolás Maduro.
Almagro ha insistido en la necesidad de que dicha consulta tenga lugar este año, ya que de lo contrario permitiría al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) seguir en el poder, al margen de que Maduro pudiese perder su puesto. El Consejo Nacional Electoral (CNE), en cambio, ya ha descartado la celebración hasta 2017.
Según el dirigente de la OEA, enfrentado abiertamente con Maduro, las autoridades venezolanas están "obstaculizando un derecho constitucional y actuando con un claro sesgo político". Las fechas ofrecidas por el CNE son "una maniobra más para dilatar el proceso e impedir que el referéndum revocatorio se haga realidad este año", ha añadido.
Asimismo, ha criticado los cambios "arbitrarios" de las reglas del juego, al determinar que la recogida del 20 por ciento de las firmas necesarias se realice por estados en lugar de a nivel nacional, en contra de lo que se decidió en 2004 de cara a un plebiscito organizado contra el entonces presidente, Hugo Chávez.
"El referéndum pertenece a la gente y al CNE le corresponde asegurar las garantías para la libre expresión del pueblo, en lugar de cercenar y pretender anular sus derechos", ha subrayado Almagro, que ve "totalmente inadmisible" que el órgano electoral recurra a "interpretaciones tendenciosas".