Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OEA celebrará el 19 de junio en Cancún la segunda sesión de la reunión de cancilleres sobre Venezuela

La Organización de Estados Americanos (OEA) celebrará una segunda sesión de la reunión de cancilleres sobre Venezuela el 19 de junio en la localidad mexicana de Cancún, antes de la apertura de sesiones de la Asamblea General del organismo.
El anuncio ha sido realizado por el ministro de Exteriores de Guatemala, Carlos Raúl Morales, quien será presidente de la 29º reunión de consulta de los ministros de Exteriores, en una nota publicada por la propia OEA.
La primera sesión de la reunión de cancilleres se celebró el 31 de mayo y concluyó tras cerca de cuatro horas de debate sin que los 34 países lograran un acuerdo sobre la solución a la crisis que vive el país desde hace meses.
En un principio se presentaron tres proyectos de resolución --uno de Antigua y Barbuda, otro de los países de la Comunidad del Caribe (Caricom) y otro de Perú, Canadá, Estados Unidos, México y Canadá--, si bien Antigua y Barbuda decidió retirar el suyo y unirse al de la Caricom.
Finalmente, los países del bloque no lograron llegar a un consenso para escoger una de las resoluciones, por lo que el representante de Bahamas, Darren Henfield, propuso suspender la sesión.
La tensión política en Venezuela alcanzó un nuevo pico el pasado marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despojó de sus poderes a la Asamblea Nacional --controlada por la oposición desde 2016-- y dejó sin inmunidad parlamentaria a los diputados.
El Gobierno de Nicolás Maduro ordenó dar marcha atrás en ambas decisiones, algo que el TSJ cumplió, pero la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA) consideran que se ha producido una "ruptura del orden constitucional" que requiere elecciones anticipadas.
Desde entonces, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) no ha dejado de convocar manifestaciones multitudinarias que han acabado en duros enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Gobierno y oposición se han acusado mutuamente de armar a civiles para desatar la violencia.
Maduro ha convocado una Asamblea Constituyente por considerar que es la única forma de devolver la paz a Venezuela. La MUD, por su parte, ha denunciado que de esta manera el 'chavismo' pretende consumar el "autogolpe" que comenzó con las polémicas sentencias del TSJ.
La Asamblea Constituyente estará formada por 500 "ciudadanos" que serán elegidos en las próximas semanas "a través del voto universal, directo y secreto", de los cuales la mitad, 250, saldrán de sectores de marcado corte oficialista, según ha detallado Maduro.