Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía busca a un ciudadano tunecino en relación con el atentado de Berlín

La Policía alemana ha ampliado su búsqueda del autor del atentado terrorista del lunes en Berlín en el que murieron doce personas a todo el país y estaría centrada en localizar a un ciudadano tunecino, según han informado medios locales.

De acuerdo con el diario 'Allgemeinen Zeitung' de Mainz, los investigadores han encontrado en el suelo de la cabina del cabina del camión un permiso de residencia temporal a nombre de un ciudadano tunecino de 21 años.
Según este medio, el tunecino buscado responde al nombre Ahmed A., si bien la Policía le tiene registrado con otros tres nombres más. El documento de 'tolerancia', como se conoce a este permiso en Alemania y que se entrega a aquellos cuya expulsión se ha suspendido, fue expedido en Kreis Kleve, en Renania del Norte-Westfalia.
La información también ha sido confirmada por el diario 'Berliner Zeitung' que ha precisado que el sospechoso también responde a las identidades de Anis A. y como Mohamed H. Según este periódico, la Policía considera que es peligroso y figuraría en los archivos policiales por asalto y lesiones corporales.
De acuerdo con el 'Suedeuschte Zeitung', el hombre buscado pidió asilo el pasado mes de abril y habría llegado a Alemania en diciembre de 2015 procedente de Italia. Al parecer, su pista se había perdido desde diciembre y se sabe que estuvo en contacto con Abu Walaa, un islamista detenido recientemente.
Walaa fue detenido el pasado mes de noviembre junto con otras cuatro personas quienes formaban parte de una red yihadista que aportaba combatientes a Estado Islámico, según recuerda este diario, que precisa que este iraquí de 32 años era el cerebro de la red.
DETENIDO EN AGOSTO
Según informan el 'Sueddeutsche Zeitung' y las cadenas NDR y WDR, el sospechoso, al que se refieren como Anis A., fue detenido el pasado mes de agosto en Friedrichshafen, una localidad en la orilla del lago Constanza próxima a Italia y Suiza, con documentos de identidad italianos falsos. Entonces informó que residía en un centro de acogida en Emmerlich, pero posteriomente lo abandonó.
Además, han precisado que el sospechoso vivió temporalmente en Dortmund con Boban S., quien fue detenido junto a Walaa acusado de reclutar para Estado Islámico.
A esto se suma que Anis A. preguntó a un hombre, que era confidente de la Policía de Renania del Norte-Westfalia, cómo podía adquirir armas de fuego, por lo que se debería haber vigilado sus comunicaciones telefónicas. En este sentido, un investigador ha admitido que no está claro cómo la Policía perdió la pista al sospechoso este mes.
Por otro lado, la emisora de radio local RBB asegura que los investigadores han llevado a cabo una nueva detención aunque no se trataría del autor de los hechos. Según este medio, la Policía está centrada ahora en los hospitales y clínicas de Berlín ya que se sospecha que hubo una pelea entre el autor y el conductor del camión, cuyo cuerpo sin vida apareció en el asiento del copiloto tras el atropello masivo que dejó 12 muertos y 48 heridos, y que el responsable del atentado podría estar herido.
La Policía de Berlín está trabajando en base a las más de 500 pistas que ha recibido respecto al atentado, después de constatar que el único sospechoso detenido no está relacionado con los hechos. Este martes por la tarde, horas antes de que el grupo terrorista Estado Islámico reivindicara que un "soldado del califato" estaba detrás del atentado, la Policía puso en libertad al refugiado paquistaní al que se había detenido en los alrededores del lugar de los hechos el lunes.
Al parecer, según informa 'Der Spiegel', el testigo que siguió al conductor del camión hacia el Tiergarten tras el atropello masivo y llamó por teléfono a la Policía para alertar, le perdió de vista en un momento dado, por lo que el arresto del sospechoso se produjo en base a la descripción ofrecida por éste. Inicialmente, se había dicho que el testigo siguió en todo momento al presunto conductor.
Según alertaron este martes las autoridades, el verdadero autor del atentado sigue a la fuga, estaría armado y podría ser peligroso. Además, los investigadores tratan de determinar también si éste actuó en solitario o tiene cómplices.
Pese a este panorama desalentador, el director de la Asociación de Detectives Criminales alemana, Andre Schulz, se mostró confiado en que "quizá mañana o en el futuro próximo podremos presentar un nuevo sospechoso".
Entretanto, la otra gran incógnita que rodea al atentado es qué ocurrió con el conductor original del camión, un ciudadano polaco cuyo cadáver apareció tras el atropello en el asiento del copiloto. Inicialmente, los medios alemanes habían informado de que éste presentaba una herida de bala realizada con un arma que, según las autoridades, no ha aparecido.
Sin embargo, el diario 'Bild' ha informado este miércoles de que el hombre, primo del propietario de la empresa polaca a la que pertenecía el camión, estaba vivo cuando se produjo el ataque y al parecer habría mantenido una pelea con el autor del mismo, quien presuntamente le habría disparado tras cometer el atentado. Según la versión que ofrece el diario, el conductor polaco se enfrentó con el autor, quien le apuñaló varias veces y posteriormente, una vez cometido el atropello, le disparó.