Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva noche de disturbios en Egipto

Los manifestantes no confían en las promesas de la junta militar

Los manifestantes desconfían de las promesas de la junta militar. Su discurso no convence. Dice que se mantienen la primera fase de las legislativas para el lunes y se adelantan las presidenciales al mes de junio. Pero para los egipcios inmersos en la segunda revolución en un año no es suficiente. En cuatro días han muerto más de 30 personas y los heridos se cuentan por miles. Dicen los militares que no quieren el poder, pero lo defienden con fuerza desmedida. Coinciden en que todo sigue igual, en que no se van a mover hasta que vean cambios. Y la situación se extiende por el país. Los heridos se trasladan a la carrera por las calles. La situación es delicada. El país consume sus reservas de divisas rápidamente y el sector turístico está en pleno colapso. La inestabilidad, dicen algunos, está provocada por manos negras leales al antiguo régimen para que la transición democrática sea abortada.