Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva jornada de huelga en localidades de mayoría angloparlante de Camerún

Las localidades camerunesas de Bamenda y Buea han vuelto a quedar desiertas este lunes, en una nueva jornada de protestas de la comunidad angloparlante por lo que describe como una discriminación por parte de la mayoría francoparlante del país.
Según las informaciones de los medios locales, las tiendas y las escuelas han permanecido cerradas, mientras que activistas han lanzado el 'hashtag' #BringBackOurInternet, tras casi una semana de bloqueo del servicio.
Las autoridades camerunesas han enviado además mensajes de texto a la población advirtiendo de que se exponen a penas de cárcel en caso de difundir "informaciones falsas" a través de las redes sociales.
El Ministerio de Administración Territorial y Descentralización prohibió el la semana pasada las actividades de Consorcio de la Sociedad Civil Anglófona de Camerún (CACSC) y del Consejo Nacional del Sur de Camerún (SCNC).
Así, recalcó que ambas organizaciones "quedan prohibidas en la totalidad del territorio nacional", detallando que la prohibición es aplicable a reuniones y manifestaciones convocadas o apoyadas por estas organizaciones.
Horas después fueron detenidos el presidente y el secretario general del CACSC, Barrister Nkongho Feliz Agbor-Balla y Fontem Neba, respectivamente.
Las protestas en las regiones angloparlantes del país, y especialmente en Bamenda, se suceden desde hace meses. El CACSC ha reclamado a la población que no se manifieste ni se enfrente a la Policía, abogando por que permanezcan en sus casas.
ENFRENTAMIENTOS EN NOVIEMBRE Y DICIEMBRE
La ciudad fue escenario de enfrentamientos entre Policía y manifestantes en noviembre y diciembre, en protestas contra la obligatoriedad del francés en las escuelas y los tribunales.
En los últimos meses ha habido un incremento de las protestas por la decisión del Gobierno de imponer la enseñanza del francés en las zonas de habla inglesa del país.
Asimismo, los abogados llevan en huelga desde hace tres meses, después de que se les ordenara utilizar el francés en los procedimientos legales.
Camerún cuenta con el francés y el inglés como lenguas oficiales, si bien la mayoría de la población utiliza el primero. La población angloparlante denuncia estar marginada.