Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Norwegian multiplica sus pérdidas por siete en el primer semestre por el aumento de costes

Recibirá diecisiete Boeing 737, nueve modelos 787 y seis 737-MAX hasta aumentar su oferta un 25% en 2017
Norwegian ha registrado unas pérdidas de 411,9 millones de coronas noruegas (43,6 millones de euros) en el primer semestre, lo que supone multiplicar por siete sus 'números rojos' respecto al mismo periodo del año anterior, según se observa en los resultados publicados hoy por la compañía.
El fundador y consejero delegado de la compañía, Bjorn Kjos, se mostró satisfecho y atribuyó el aumento "significativo" de los costes adicionales al arrendamiento de aviones, el alto precio del fuel y la tasa de pasajeros implementada por el gobierno noruego el año pasado.
Los resultados de este semestre se han visto condicionados, según la aerolínea, por un aumento en la producción del 19%, la entrada en nuevos mercados, el aumento en los precios del combustible y la alta inversión en flota alquilada.
De enero a junio, la facturación de la empresa aumentó un 12%, hasta 13.030,2 millones de coronas noruegas (1.377,9 millones de euros).
Durante el primer semestre, Norwegian tuvo un resultado neto de explotación (Ebit) negativo 2.564 millones de coronas noruegas (271,7 millones de euros), frente a ganancias, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue también negativo, hasta los 1.279 millones de coronas noruegas (135,2 millones de euros).
Por su parte, el resultado bruto de explotación antes de amortizaciones y alquileres (Ebitdar) bajó un 81%, hasta los 382,6 millones de coronas noruegas (40,4 millones de euros) respecto al primer semestre de 2016.
De enero a junio, la compañía registró unos gastos totales de 14.309 millones de coronas noruegas (14.309 millones de euros), un 32% más que durante el primer semestre de 2016, incluida la partida destinada al 'leasing'.
AUMENTO DE LOS COSTES
En concreto, sus costes operativos ascendieron a 12.647 millones de coronas noruegas (1.338,2 millones de euros), un 32% más que en el primer semestre del año precedente. De este total, la partida de carburante aumentó un 54%, hasta 3.270 millones de coronas noruegas (346 millones de euros).
De su lado, el gasto de mantenimiento técnico subió un 46% y los gastos por ventas y distribución se incrementaron un 17%, los gastos en 'handling' repuntaron un 14%, las tasas aeroportuarias y gastos de personal un 30%, respectivamente.
La compañía noruega ofertó un 22% más de asientos por kilómetro en el primer semestre, periodo en el que el tráfico de pasajeros repuntó un 21% y el transporte de pasajeros se incrementó en un 13%, hasta los 15 millones de viajeros.
En el segundo trimestre, de abril a junio, la aerolínea registró un beneficio neto un 45% mayor, hasta 1.079 millones de coronas noruegas (116 millones de euros).
La compañía aérea noruega aumentó sus ingresos un 17%, hasta los 7.774,7 millones de coronas noruegas (824 millones de euros), mientras que su Ebit fue negativo con pérdidas de 862,9 millones de coronas noruegas (-91,3 millones de euros), frente a ganancias de 1.005,8 millones de coronas noruegas (106,3 millones de euros).
Durante el segundo trimestre, el Ebitda sumó 58,5 millones de coronas noruegas (6,1 millones de euros), lo que supone una caída del 96%, mientras que el Ebitdar se situó en 989,8 millones de coronas noruegas (104,7 millones de euros), un 50% menos.
PERSPECTIVAS Y RIESGOS PARA 2017
La aerolínea de bajo coste ha afirmado que, si bien las perspectivas en cuanto a clientes son positivas, el 'Brexit' y el incremento de la competitividad en el sector, los repentinos y acentuados cambios en el precio del petróleo y el cambio de divisas pueden generar un alto impacto en su negocio.
Del mismo modo, el equipo de Norwegian ha destacado que continuará trabajando en su poder competitivo a través de la eficiencia de los costes unitarios, que quieren reducir hasta las 420.000 coronas noruegas (44.500 euros), si bien advierte del riesgo de un aumento en la capacidad industrial por encima del crecimiento en el mercado.
La compañía ha anunciado un aumento en la oferta del 25% para 2017, lo que se traducirá en la adquisición de 21 nuevos Boeing 737. También adquirirán tres unidades de A320neo, que arrendarán a la compañía hongkonesa HK Express.