Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noruega pide fortalecer económica y políticamente los DDHH dentro de la ONU de cara al futuro

La primera ministra de Noruega, Erna Solberg, ha pedido que se fortalezca "económica y políticamente" el pilar de lucha por los Derechos Humanos dentro de la Organización de Naciones Unidas, señalando que sería una "importante inversión para el futuro".
Durante su intervención en la 71ª Asamblea General de Naciones Unidas, Solberg ha centrado parte de su discurso en el futuro y ha señalado que haber acordado "no dejar a nadie atrás" supone que se deben abordar las desigualdades y las injusticias sociales para "garantizar el estado de Derecho".
"Esto también significa empoderar a hombres y mujeres del mismo modo", ha señalado. "Es necesario fortalecer el pilar de las luchas en defensa de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, tanto económica como políticamente", ha afirmado la noruega, algo que ha calificado como una "importante inversión" a futuro.
Así, ha querido subrayar el papel de los defensores de los Derechos de los demás, entre ellos los que luchan por los derechos de las mujeres, las minorías o los miembros de las comunidades marginadas.
"Los defensores de la lucha por los derechos humanos son un importante correctivo en nuestra sociedad", ha señalado, antes de advertir de que "sólo los líderes débiles temen ser corregidos" por estos defensores.
Asimismo, la primera ministra noruega también ha apelado a la cooperación internacional efectiva para poder abordar las problemáticas que afectan a todos, como la pobreza, los conflictos, el cambio climático, las migraciones o el terrorismo, y ha recordado que "ningún país solo puede llevar a cabo soluciones efectivas a los desafíos" a los que se enfrenta el mundo.
Solberg no ha olvidado agradecer su labor a Ban Ki Moon, quien preside este año la última asamblea de su mandato como secretario general de la organización, y ha pedido que el que le suceda "continúe defendiendo y promocionando el orden mundial multilateral" y dirija el "proceso de cambio" que se necesita para garantizar la estabilidad global y el desarrollo sostenible "para todos".