Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 'Norman Atlantic' llega al puerto italiano de Brindisi

El "Norman Atlantic" llegó remolcado al puerto italiano de BrindisiEFE

El ferry 'Norman Atlantic' en el que murieron al menos 11 personas al desatarse un incendio a bordo ha sido remolcado hasta el puerto italiano de Brindisi. El barco, que sufrió el siniestro el pasado domingo, cuando navegaba de Grecia a Italia, ha atracado por fin este viernes tras una operación de más de dos días, según medios italianos. Por el momento las autoridades han imputado a seis personas, entre ellos el capitán.

El buque ha llegado al puerto, una maniobra de atraque larga por las dificultades de remolque del ferry, gravemente dañado por el incendio.
El ferry ha sido remolcado y ya está en el puerto de Brindisi, donde la Fiscalía ha realizado las primeras pesquisas sobre el accidente. En las próximas horas nombrarán los peritos encargados de realizar la investigación para determinar las causas del incendio.
Las primeras hipótesis es que podrían encontrar más cadáveres entre los hierros retorcidos y quemados del barco, incrementando al menos hasta 15 los fallecidos en el incendio del ferry.
Además del personal encargado de remolcar al ferry, un proceso en el que han muerto dos trabajadores albaneses por la rotura de uno de los cables, en el dispositivo para traer a puerto al 'Norman Atlantic' también participan efectivos de Bomberos.
Nuevos indagados por la fiscalía
Las autoridades italianas han informado de nuevos indagados implicados en el naufragio del Norman Atlantic, barco con bandera italiano. Entre ellos dos responsables griegos de la empresa que alquiló el ferry, la Anek Line.
Además, de otros dos miembros de la tripulación del Norman Atlantic: el primer oficial a bordo y el responsable de la seguridad.
El capitán del barco, Argilio Giacomazzo y el armador Carlo Visentini han sido los dos primeros imputados por la fiscalía de Bari y deben responder a los cargos de homicidio y naufragio culposo.