Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noche de homenajes y protestas contra el terrorismo en París

Tras la multitudinaria manifestación en París contra el terrorismo, los homenajes a las 17 víctimas fallecidas en los dos atentados se han prolongado durante la noche. Entre cánticos, la comunidad judía se ha concentrado en la puerta del supermercado Kosher para honrar a los cuatro rehenes que murieron a manos el terrorista Coulibaly. Las vigilias y los gestos de apoyo se han extendido por ciudades de todo el país.

Cae la noche en Francia pero los homenajes a las 17 víctimas mortales de los sangrientos atentados que han golpeado París no cesan. Entre cánticos, la comunidad judía se ha concentrado delante de la puerta del supermercado Kosher. Con velas y flores han honrado la memoria de los cuatro rehenes que murieron a manos del terrorista Coulibaly.
La plaza de la Nación se han convertido en el epicentro de la protestas y la solidaridad y un millón y medio de personas han finalizado allí su trayecto por la paz y la libertad.
Las protestas y las muestras de apoyo a las víctimas se han extendido por las calles de todo el país y de medio mundo ya que, “esto no preocupa sólo a Francia, sino a todo el pueblo, a todo el planeta”, dice uno de los manifestantes.
En Londres la bandera gala ha teñido de más libertad, de más fraternidad y de más igualdad la Galería Nacional. Unos principios que han congregado a decenas de personas en repulsa de esta barbarie perpetrada en el país vecino.
Uno de las imágenes del día ha sido la del primer ministro israelí, Netanyahu, quien no ha dudado en pedir el apoyo de todos los países europeos en la sinagoga parisina, para frenar, lo que según él, es un movimiento antisemita en toda regla.
Un acto, al que ha sido acompañado por el presidente francés, Francois Hollande como muestra de solidaridad hacia la comunidad judía.