Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dejaron a su hijo solo en un bosque lleno de osos: "Hemos hecho algo imperdonable"

Le dejaron en un bosque repleto de osos como castigo: "Hemos hecho algo imperdonable"cuatro.com

Los padres de Yamato Tanooka, niño japonés de 7 años desaparecido en el bosque de la isla de Hokkaido, en Japón, después de que le castigaran dejándole solo en el lugar, repleto de osos salvajes, durante cinco minutos, han roto ahora su silencio. "Hemos hecho algo imperdonable. Esperemos que esté bien", afirman al tiempo en que civiles, policía y brigadas militares afrontan el quinto día de búsqueda.

El pequeño Yamato Tanooka continúa desaparecido. Sus padres le abandonaron "cinco minutos" en un bosque en la isla de Hokkaido, en Japón, en una zona que está especialmente repleta de osos salvajes. Según afirmaron, se estaba portando mal, y por ello decidieron imponerle ese castigo. Sin embargo, según cuentan, al volver a por él ya no estaba en el lugar donde le dejaron.
Ahora, las autoridades y servicios de rescate afrontan el quinto día de búsqueda. Cientos de policías y voluntarios se afanan en encontrar al niño de siete años. Concretamente, 75 miembros de las Fuerzas de Autodefensa de Japón se han sumado a los 200 policías y civiles que recorren el montañoso bosque de la isla de Hokkaido. Más allá, también se ha sumado un cazador local a la búsqueda después de localizar huellas de oso en la zona donde el pequeño desapareció el pasado sábado.
Sin embargo, a pesar del numeroso grupo de personas involucradas en la búsqueda, la ausencia de pistas y las intensas lluvias que cayeron durante el pasado martes han incrementado la preocupación de que Yamamoto no haya sobrevivido.
Sus padres, entre tanto, han querido romper su silencio después de la presión mediática y los numerosos usuarios que usaron las redes sociales para expresar su enfado y recriminarles su conducta por un castigo que consideran más allá de lo irresponsable.
"Hemos hecho algo imperdonable a nuestro hijo y hemos causado multitud de problemas a todo el mundo. Solo espero que él esté bien", afirma el padre de Yamamoto, Takayuki Tanooka, en declaraciones recogidas por Daily Mail.