Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Dónde está mi papá!

Menuda sorpresa se llevó una niña británica de dos años mientras jugaba con su padre. Lo que empezó como un inocente juego de magia terminó con un berrinche de aupa. La pequeña disfrutaba descubriendo el rostro de su papá debajo de la toalla y respondiía con risas y carcajadas cada vez que la tela se levantaba hasta que en una de esas su rostro se quedó mudo y el rostro se le desencajó. Tras el paño seguía estando su padre pero ahora afeitada su poblada barba, algo que a ella no le gustó nada y claro, respondió con un desconsolado llanto que parecía decir: ¡Dónde está mi papá!