Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro informa de la detención de tres generales por preparar un golpe de Estado

Maduro participa en la cumbre de UnasurEFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha informado este martes de la detención de tres generales que pretendían movilizar a la Fuerza Aérea "contra el Gobierno legítimamente constituido", en un supuesto golpe de Estado del que el mandatario ha responsabilizado indirectamente a la "oposición".

Maduro ha recibido en el Palacio de Miraflores a una delegación de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y ha aprovechado la reunión, televisada, para confirmar la detención de tres generales durante la noche . Estos arrestados, cuyas identidades no han trascendido, dependen ahora de los tribunales castrenses.
El presidente ha asegurado que los oficiales "están vinculados con la oposición" y tenían esta semana como la "decisiva" para la supuesta intentona golpista, según medios locales.
La denuncia contra los detenidos partió de sus propios compañeros dentro de la Fuerza Aérea, según Maduro, que ha agradecido la colaboración brindada por los militares y la "poderosa moral" y la "conciencia" de los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).
Las detenciones se enmarcan dentro del caos en que vive sumida Venezuela desde febrero, a raíz de una oleada de protestas contra el Gobierno en la que ya han perdido la vida una treintena de personas. Maduro ha responsabilizado a la oposición de la violencia, de la que también ha culpado a actores extranjeros como Estados Unidos.
El presidente ha instado este martes a los ministros de Exteriores de la UNASUR a apoyar la Comisión de la Verdad, constituida por la Asamblea Nacional venezolana para resolver el conflicto y de la que se han desmarcado los principales movimientos opositores por considerarla propaganda al servicio del oficialismo.