Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maduro acusa a la oposición de querer sacarlo de la presidencia del país

Nicolás Maduro decreta el estado de excepción en frontera con ColombiaReuters

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha afirmado este martes que "la derecha mostró su verdadero rostro" durante la toma de posesión en la Asamblea Nacional, agregando que "no hay espacio para la desmoralización".

"Fuimos a unas elecciones en un escenario conmovido, altamente impactado, donde ellos (la derecha) intentaron no se cuántos momentos de quiebre de la República y con una guerra psicológica internacional", ha valorado, según ha informado la agencia estatal venezolana de noticias, AVN.
Así, ha subrayado que la oposición "puso sobre la mesa dos modelos, dos discursos". "Hay que acostumbrarse rápidamente a la nueva dinámica del país, eso va a hacer que nos superemos a nosotros mismos y nos pongamos en el camino a revertir la derrota (electoral) del 6 de diciembre y volver a construir una mayoría con cara al futuro", ha agregado.
Maduro ha manifestado además que "la Revolución representa un proyecto de vida", explicando que "permitió que fueran floreciendo nuevos valores de la solidaridad, de la preocupación por el tema social, del patriotismo, del latinoamericanismo, del amor a la patria, a la igualdad, de la democracia mucho más allá del voto".
La oposición venezolana se ha hecho oficialmente este martes con el control de la Asamblea Nacional, en una primera sesión salpicada de algunos momentos de tensión y en la que el diputado, Henry Ramos Allup, ha tomado posesión como nuevo presidente del órgano legislativo unicameral.
La sesión ha llegado precedida de las impugnaciones a cuatro diputados --entre ellos tres opositores-- por las supuestas irregularidades denunciadas por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), al que la oposición ha acusado de torpedear la renovación del órgano legislativo.
La oposición tenía como primer objetivo simbólico la renovación de la mesa directiva de la Asamblea Nacional, que ya no estará presidida por Diosdado Cabello. El diputado Omar Barboza ha confirmado en el hemiciclo a Ramos Allup como candidato de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para sustituir a Cabello.
Poco después, y superados los trámites, la nueva cúpula parlamentaria ha tomado posesión. Lo ha hecho con un mensaje de Ramos Allup en el que se han mezclado mensajes de "respeto" hacia Maduro, con la defensa del "cambio democrático".
"No vamos a conceder mas leyes habilitantes inútiles", ha advertido Ramos Allup, en alusión a una medida que permite al jefe de Estado legislar por decreto y sin que medie la aprobación de la Asamblea. "No vamos a ser un contrapoder, pero tampoco un poder subordinado", ha añadido, toda vez que considera que el país atraviesa una situación de "emergencia".
Ramos Allup ha adelantado que la oposición propondrá en un plazo de seis meses una fórmula con la que intentar cambiar el Gobierno de forma constitucional.