Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Netanyahu dice estar dispuesto a reunirse con Abbas "en cualquier momento y sin condiciones previas"

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha afirmado este martes que está dispuesto a reunirse con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, "en cualquier momento y sin condiciones previas".
"Es algo que he dicho cientos de veces y que repetiré de nuevo: no soy exigente con el lugar, ya sea en Países Bajos o en Moscú, no hay problema. Puede ser Moscú", ha dicho desde La Haya.
Netanyahu ha salido así al paso a las palabras de Abbas, quien dijo el lunes que había aceptado una reunión en Moscú pero que ésta había sido aplazada ya que el primer ministro israelí buscaba otro lugar de encuentro.
Por ello, Netanyahu ha expresado sus dudas sobre la verdadera voluntad de Abbas para participar en el encuentro, resaltando que "la cuestión principal es si está dispuesto a reunirse sin condiciones previas".
"Oímos versiones contradictorias. Ayer (por el lunes), portavoces palestinos decían estar dispuestos a reunirse pero con condiciones, como la liberación de presos, y que querían saber por adelantado los resultados de las conversaciones", ha apuntado.
Así, Netanyahu ha recalcado "estar dispuesto a reunirse sin condiciones para conversaciones directas en cualquier lugar", según ha informado el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'. "Le he estado llamando desde hace siete días, y si lo acepta, habrá reunión", ha remachado.
La propuesta sería un intento por salir del estancamiento diplomático actual, después de que Israel haya rechazado en reiteradas ocasiones la iniciativa de Francia para celebrar una conferencia de paz.
Las últimas conversaciones de paz entre israelíes y palestinos fracasaron en 2014. Los mediadores internacionales abogan por la solución de los dos estados, si bien Israel se niega a que las fronteras sean las previas a la Guerra de los Seis Días, en 1967.