Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nepal eleva a más de 7.500 el número de muertos por el terremoto

El terremoto de Nepal deja ya más de 5.000 muertosReuters

El Ministerio del Interior de Nepal ha elevado a 7.557 el número de muertos a consecuencia del terremoto de magnitud 7,9 en la escala Richter que el país el 25 de abril, según ha informado el portal de noticias eKantipur. Según este último balance, que no incluye una estimación del total de desaparecidos, sitúa el número de heridos es de 14.536. Asimismo, cifra en más de 191.000 las casas destruidas por el seísmo, mientras que asegura que otras 175.162 sufrieron daños parciales.

El Gobierno nepalí ha apuntado que la localidad de Sindhupalchowk fue la más afectada por el terremoto, con un total de 2.911 muertos, seguida por la capital, Katmandú, con 1.202 víctimas mortales. Otras 904 personas murieron en Nuwakot.
Según este último balance, que no incluye una estimación del total de desaparecidos, sitúa el número de heridos es de 14.536. Asimismo, cifra en más de 191.000 las casas destruidas por el seísmo, mientras que asegura que otras 175.162 sufrieron daños parciales.
El primer ministro nepalí, Sushil Koirala, advirtió hace una semana de que la cifra final de fallecidos podría rondar los 10.000 y el jefe del Ejército anticipó hasta 15.000 posibles víctimas mortales una vez que hayan concluido las labores de búsqueda.
Las condiciones meteorológicas y sismológicas tampoco contribuyen a tranquilizar a una población que este mismo lunes ha sentido un seísmo de magnitud 4,2 en la escala de Richter.
Una de las áreas que aún no han sido exploradas por completo es la del valle de Langtang, situado a 60 kilómetros de Katmandú y gravemente afectado por desprendimientos y aludes. La Policía nepalí y los voluntarios locales han recuperado durante el fin de semana unos cien cadáveres.
El Gobierno nepalí ha declarado crisis nacional y ha establecido un fondo de 500 millones de rupias nepalíes (casi 4,52 millones de euros) para la reconstrucción de las infraestructuras dañadas. El terremoto es el más grave sufrido por Nepal desde el registrado en 1934, cuando hubo unos 8.500 muertos.