Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sudáfrica se prepara para despedir a Nelson Mandela

El expresidente sudafricano Nelson Mandela se encuentra en estado "crítico", según ha informado la Presidencia sudafricana en un comunicado oficial. El líder histórico del movimiento antiapartheid, de 94 años, se encuentra ingresado desde hace 18 días en un hospital debido a una infección pulmonar que ha empeorado en las últimas horas. Una de sus hijas ha explicado que "el ha dado tanto por el mundo que creo que él está en paz".

El actual presidente sudafricano, Jacob Zuma, y el vicepresidente del Congreso Nacional Africano, Cyril Ramaphosa, han visitado a Mandela en la tarde del domingo y fueron informados por el equipo médico que le atiende de que en las últimas 24 horas su estado ha empeorado.
"Los médicos están haciendo todo lo posible para que mejore su condición y garantizan que Madiba está bien cuidado y a gusto", ha afirmado Zuma en declaraciones recogidas en un comunicado oficial de la Presidencia sudafricana. Madiba es el nombre de clan de Mandela, con el que se le conoce popularmente en el país.
El texto confirma además que la ambulancia que trasladó a Mandela al hospital el pasado 8 de junio sufrió un problema en el motor, pero que se adoptaron todas las medidas necesarias para que esto no afectara a su estado. Los medios sudafricanos han informado de que esta avería provocó que Mandela estuviera varias horas a temperaturas bajo cero a la espera de que llegara la ayuda.
"Había siete médicos en el convoy que tenían un control absoluto de la situación en esos momentos. Tenía la atención médica de expertos. La ambulancia contaba con un equipo completo de cuidados intensivos y había un equipo de especialistas con personal especializado en cuidados intensivos y enfermeros de cuidados intensivos", prosigue el comunicado.
"Los médicos también han restado credibilidad a las noticias publicadas por los medios de comunicación sobre el supuesto infarto cardiaco de Madiba. No es cierta esa información", ha asegurado Zuma.
Asimismo, había pasado tres semanas hospitalizado en diciembre a causa de otra infección pulmonar y después de una operación de extracción de unos cálculos biliares. Aquella fue su permanencia más larga en un hospital desde que fue excarcelado en 1990, después de cumplir 27 años de prisión por su lucha contra el anterior régimen racista del 'apartheid' en Sudáfrica.
Mandela, que en 1994 se convirtió en el primer presidente de raza negra de la historia de Sudáfrica tras liderar la lucha contra el régimen del Apartheid, sufre problemas de salud desde años y tiene un amplio historial de afecciones pulmonares a causa de la tuberculosis que contrajo durante los años que pasó en la cárcel.
La hija de Mandela crítica el frenesí mediáticoen torno a la salud de su padre
Makaziwe Mandela, la hija mayor del expresidente sudafricano Nelson Mandela, ha aseverado que su padre, que se encuentra en un estado "crítico", sigue recibiendo medicación y espera que la "transición sea suave" cuando les deje, según ha declarado en una entrevista concedida a la cadena estadounidense CNN.
"Todos mis rezos van, como hija, a que la transición sea suave", ha explicado Makaziwe. "Él está en paz consigo mismo. Ha dado tanto por el mundo que creo que él está en paz", ha añadido Makaziwe, nacida en 1953 fruto de su matrimonio con la primera mujer de Mandela, Evelyn.
Los médicos "no han parado de tratarlo con todas las mejores medicinas del mundo", ha reiterado su hija, que controla la cantidad de medicamentos que ingiere su padre. "Él todavía abre sus ojos", ha deslizado.
"En nuestra cultura, la cultura tembu, nunca dejas ir a la persona a menos que ésta te diga 'por favor, mis niños, mi familia, dejadme ir'. Mi padre no nos ha dicho eso", ha sostenido, en respuesta a "esa gente que quiere hablar sobre dejarle ir". "Todavía no hemos llegado al final. Solo Dios lo sabe", ha apostillado.
La hija mayor de Mandela ha criticado el "frenesí mediático" creado en torno a la salud de su padre y por "hablar de cosas que no saben o que simplemente no entienden", en alusión al juicio social que ha surgido en torno a lo que la familia de Mandela debería hacer.
"Nunca le hemos tenido en nuestras vidas en la mejor parte de nuestros años (...) Es un tiempo sagrado para nosotros y espero que el mundo nos deje en paz de verdad y nos dejen solos", ha continuado Makaziwe. "Sean éstos los últimos momentos para estar con nuestro padre o haya más tiempo, deben dejarnos tranquilos", ha remarcado.