Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nazarbayev nombra a su hija Dariga como vicepresidenta del Senado de Kazajistán

El presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbayev, ha nombrado este martes a su hija Dariga como vicepresidenta del Senado y a Imangli Tasmagambetov, uno de sus hombres de confianza, como viceprimer ministro.
Dariga, de 53 años de edad, ha sido viceprimera ministra del país desde 2015, y su nuevo nombramiento la acerca a una posible sucesión a su padre en la Presidencia.
Según la Constitución, si el presidente fallece o se ve incapacitado para desempeñar sus funciones, es el presidente del Senado el que ocupa el puesto de forma interina.
Los diferentes grupos políticos de Kazajistán, único país de la antigua Unión Soviética que continúa teniendo como presidente a un ex líder comunista, continúan a la espera de que Nazarbayev, de 76 años y en el poder desde 1989, designe a su sucesor.
Por su parte, Tasmagambetov, quien era ministro de Defensa, es también considerado como uno de los posibles sucesores de Nazarbayev.
Los ascensos de Nazarbayeva y Tasmagambetov han tenido lugar una semana después de que Karim Masimov, otro aliado del presidente, dimitiera como primer ministro para dirigir el Comité Nacional de Seguridad kazajo (KNB).
Además, se enmarcan en una reestructuración del Gobierno que ha visto como en los últimos dos días Marat Beketayev ha sido nombrado ministro de Justicia; y Saken Zhasuzakov, ministro de Defensa, entre otros.
El propio Nazarbayev ha afirmado este martes que la remodelación del Ejecutivo "eran necesarios para responder de forma adecuada a las amenazas existentes", según ha informado la agencia local de noticias Kazinform.
"Los cambios en el Gobierno demuestran que ha llegado una nueva generación de líderes", ha dicho, agregando que se pretende "cambiar de luchar contra la crisis a un programa de estimulación económica".
Por último, el presidente kazajo ha recalcado que el principal objetivo "es incrementar el bienestar de la población, mejorar los indicadores económicos y garantizar el desarrollo progresivo de Kazajistán".